Despidos y quejas predominan en Ayuntamiento

45
El líder sindical Manuel Bonilla Carrillo, por medio de un escrito, solicitó audiencia para entablar diálogo con el alcalde y evitar la huelga.

Por: Ana Patricia Peña Uj

Los primeros 100 días de la nueva administración del Ayuntamiento de Campeche han sido polémicos, principalmente por las inconformidades de parte de trabajadores y pensionados ante los despidos, falta de pago de prestaciones como aguinaldos o el Issstecam que ha derivado en demandas, incluso una posible huelga para finales del mes, así como las quejas de los ciudadanos por las altas tarifas en el pago de impuesto predial y de agua potable.
Respecto a los altos cobros de impuestos, se escuda en decir que se respetaron las cifras de la administración anterior y por la falta de liquidez económica se han tenido que tomar estas medidas.
Desde el pasado septiembre del 2018, cuando el actual alcalde emanado del PAN rindió protesta, dividió opiniones entre los campechanos, ya que denostó el trabajo de su predecesor de manera prepotente y altanera, mostrando su verdadera cara a la ciudadanía.

POLÉMICOS NOMBRAMIENTOS
Esta situación se repitió en la primera sesión solemne, donde el edil entregó nombramientos a su gabinete en medio de una ríspida reunión derivada de la oposición de los regidores priistas, por colocar a funcionarios de origen yucateco, ya que esto infringía el artículo 125 de la Ley Orgánica de los Municipios, lo que desató la furia del alcalde, llamando a los regidores “loquitos y carga maletas”.
Hay que recordar que a prácticamente una semana de que el edil tomó las riendas de la Comuna iniciaron los despidos masivos en diversas áreas, siendo principalmente trabajadores de confianza y de contrato, con antigüedades de entre 10 y 30 años, por lo que esto derivó en inconformidades, ya que no les daban una razón concreta y sin precisar si recibirían liquidación alguna, por lo que muchos de los empleados se quejaban en redes sociales y con los medios de comunicación, debido a la incertidumbre y en algunos de los casos fueron presionados hasta firmar su renuncia.

RENUNCIAS
Tal como sucedió con el cronista vitalicio de la ciudad, José Manuel Alcocer Bernés, quien ante los dimes y diretes que surgieron decidió renunciar voluntariamente para dedicarse de lleno a la investigación; otra renuncia muy sonada fue la de la nombrada reina del Carnaval 2019, Nicolle Gordillo, quien denunció la falta de apoyo de la Comuna, ante lo cual surgieron diversos comentarios y expresiones negativas de parte del alcalde.

EMPLAZAMIENTO A HUELGA
Las quejas continuaron de parte de los trabajadores del Rastro municipal y otros sindicalizados, ante el trato prepotente e inadecuado de los altos mandos, por lo que iniciaron un plantón indefinido para la destitución del titular del Rastro (José Ángel Pérez Herrera), el cual fue encabezado por el líder sindical Manuel Bonilla Carrillo.
Sin embargo, esto derivó en la suspensión de sus labores dentro del Ayuntamiento, así como poner a disposición de Recursos Humanos a más de una decena de empleados que en algunos casos fueron reubicados, mientras que otros aún se encuentran “en el limbo”, esperando los últimos pagos de nómina y aguinaldos que les corresponde, por lo que durante una asamblea sindical, se acordó un emplazamiento a huelga que se encuentra en proceso y tiene como fecha para conciliación el 11 de enero, y de no ser así estallará la huelga el 21 de este mes.
Por lo anterior, el líder sindical acudió ayer a presentar un escrito para solicitar una audiencia con las autoridades municipales para resolver las problemáticas que sufren los trabajadores, así como la entrega del pliego petitorio correspondiente al 2019, teniendo como prioridad el diálogo y respeto a las condiciones de trabajo y prestaciones de ley ganadas a lo largo de los años.
Bonilla Carrillo señaló que la ciudadanía será la que califique el trabajo que se ha hecho en estos primeros 100 días del funcionario albiazul, pero deja mucho qué desear, ya que en ese mismo momento se dio a conocer por parte del secretario de préstamos del sindicato “Corazón Valiente” que de nueva cuenta el alcalde ha incumplido con el pago correspondiente al Issstecam y el adeudo es de más de 7 millones 600 mil pesos, ante esto se han suspendido los préstamos a los trabajadores afiliados, afectando a quienes por cuestiones médicas solicitaban este servicio.
Por último, cabe resaltar que entre los anuncios que han despertado incertidumbre entre los trabajadores es la concesión del Rastro municipal.