Viven solemne Vigilia Pascual

17
El Presbítero Juan Eliodoro Kantún Huchín inició la Solemne Vigilia Pascual con la bendición del "Fuego Nuevo".

Rosendo Balán Caamal

CALKINI.- Ante cientos de católicos, en una concurrida parroquia central, se llevó a cabo, en dos horarios, a las ocho y diez de la noche del pasado sábado, la Solemne Vigilia Pascual que concluyó en los primeros minutos de ayer domingo.
Siguiendo este antiguo ritual de los católicos, el presbítero Juan Eliodoro Kantún Huchín inició con la bendición del “Fuego Nuevo” e invitó a participar en el triunfo de Jesús ante la muerte; acto seguido, un ministro cargó el Cirio Pascual y el celebrante trazó las letras griegas Alfa y Omega y debajo grabó los 4 números del año actual y dijo: ¡Cristo ayer y hoy, principio y fin, suyo es el tiempo y la eternidad, la gloria y el poder por los siglos de los siglos, amén!
Seguidamente, hizo su entrada hacia el altar principal en procesión y cargando el Cirio pascual para dar inicio a las lecturas que fueron Historia de la salvación, el himno del Pregón Pascual, liturgia de la palabra, 9 lecturas: 2 del antiguo y 7 del Nuevo Testamento del Libro del Génesis de Ezequiel e Isaías.
Cerca de las once de todavía el sábado, al entonarse el Canto del Gloria, las campanas del templo repicaron y se encendieron las lámparas anunciando la Resurrección de Jesús, apareciendo en el centro del altar su imagen.
Actividad similar se llevó a cabo en la capellanía de la colonia de Fátima de esta ciudad, así como en las parroquias de Dzitbalché, Becal y Nunkiní.