Más vale dar que recibir

44

Ivet García de Córdova
*5 años de voluntariado
*En 2 ocasiones la Cruz Roja salvó la vida de sus seres queridos

Al destacar que la Cruz Roja Mexicana es una institución respetable, que cumple con su labor altruista de servir, Ivet García de Córdova, señala que ha podido comprobar la labor que realizan a lo largo de cinco años que ha prestado sus servicios como dama voluntaria.

¿Cómo inicia hace cinco años esta idea de formar parte de las damas voluntarias de la Cruz Roja?
Todavía recuerdo cuando alcé la mano para pertenecer a tan honorable y respetable institución, pues quería colaborar con mi granito de arena en tan noble labor, hoy tras cinco años de ser dama voluntaria, me ha dejado anécdotas y experiencias, pero sobre satisfacciones que me han enriquecido como ser humano, porque ha sido gracias a la Cruz Roja como hemos podido llevar ayudar a los ciudadanos en situaciones vulnerables, me hace sentir una parte importante de la labor, y dándome cuenta de que lo más importante es colaborar.

¿Cuáles son las aportaciones que como dama voluntaria realiza?
La principal es mi tiempo, pero también hemos sido parte de ese porcentaje de población que dona con recursos materiales a la institución y cuando es tiempo de colecta, como ahora, se dona recursos económicos, porque eso es lo que se necesita, dinero que posteriormente es usado en la compra de materiales de curación, en la gasolina de las ambulancias, en el mantenimiento de las mismas entre otros temas.
¿Por qué considera que la labor altruista a favor de la Cruz Roja es importante?
Como la mayoría de los ciudadanos, nunca creí que fuera a necesitar de los servicios de la institución, ni mucho menos de los paramédicos y rescatistas y hoy cinco años después, han sido los que han estado primero y de quienes ha dependido la vida de dos integrantes de mi familia: mi hermano y ahora hace un año mi hijo, quien a causa de un accidente estuvo a punto de perder partes de su cuerpo, sin embargo el apoyo y la inmediatez del llamado fueron suficientes para poder salvarlo y esas son cosas que no se olvidan.

¿Cómo influyó eso en su interés por seguir apoyando a la Cruz Roja?
Digamos que me dio más motivos para seguir ayudando, ahora ya no traigo puesta la camiseta, la traigo tatuada y estoy convencida de que nuestro trabajo tiene un objetivo y ese es servir a la comunidad. Por ello la importancia de que se unan a las filas del voluntariado, porque no sabemos cuándo nos hará falta y además les puedo garantizar que recibirán más de lo darán.

¿Qué tan importante es que participen?
Muchísimo, la gente no tiene idea de lo importante que es la participación de la ciudadanía, desgraciadamente yo tuve la necesidad, pero no debemos esperar a que eso pase, pero yo aprendí que si antes daba mi tiempo para apoyar en esta labor, después lo empecé a valorar más y es más mi esfuerzo para apoyar a la comunidad.

¿Cada peso cuenta?
Claro, hasta con un peso que donara cada quien vamos a ir sumándole más a los recursos para poder seguir con esta increíble labor de salvar vidas. Nosotros hacemos pulseras, fichas de lotería y diversas acciones, la intención es precisamente garantizar mayores acciones para obtener un mayor número de recursos.