Primer pronóstico de la temporada de huracanes

402

METEOROLOGIA DE BOLSILLO
JUAN VAZQUEZ M.

El jueves 4 de abril la Universidad Estatal de Colorado, E.U., a través del Dr. Philip Klotzbacht, jefe de investigaciones del Departamento de Ciencias Atmosféricas, quien ahora es el encargado del proyecto de huracanes de la prestigiosa institución tras la muerte del Dr. William Gray, emitió su primer pronóstico correspondiente a la temporada de ciclones 2019 para el Océano Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe, que comenzará oficialmente el 1 de junio.
Según ese experto, tendremos una temporada dentro del promedio normal y se espera la formación de 13 ciclones tropicales con nombre, de los cuales ocho serán tormentas tropicales, tres huracanes moderados (escala 1 y 2 de Sair-Simpson) y dos intensos (categoría 3, 4 y 5 de la misma escala). Basa su pronóstico en que el fenómeno de EL NIÑO, presente en esta primavera, aunque tendería a perder importancia una vez que se inicie el verano en junio, aunque cabe la posibilidad de que su debilitamiento ocurra antes de tiempo, en el mes de mayo, o se alargue un poco más su permanencia y dure hasta agosto. De ocurrir esto último, a lo mejor la tendencia sería que hubiera menos ciclones tropicales, pero esto lo sabremos más adelante.
La Universidad Estatal de Colorado dará otro pronóstico el martes 4 de junio, una vez que ya se haya iniciado la temporada de huracanes 2019; dará uno más el jueves 2 de julio, y finalmente dará el último el martes 6 de agosto.
EL NIÑO provoca vientos cortantes, una atmósfera más estable y seca, propicia que baje la formación de los ciclones tropicales e impide que adquieran mayor intensidad. Este año presenta características muy similares a lo que ocurrió en 1987, 1991, 2002 y 2009, cuando estuvo presente el fenómeno; cabe recordar que el último gran huracán que afectó al estado de Yucatán llegó precisamente en septiembre de 2002 y después de ese año no ha habido la afectación de un huracán mayor a la zona ni alguno que haya provocado mayor daño; esto de ninguna manera quiere decir que no se puede repetir lo que sucedió en 2002, pero sí es importante que, independientemente del pronóstico para este año, así fueran 1, 20 ó 50, hay que prepararse para enfrentarse a la presencia de huracanes que ya se avecina, porque bastará con que uno nos afecte para que sea una mala temporada para nosotros.
Este momento es bueno para empezar a armar los planes de contingencia contra los huracanes, desde el plan de contingencia familiar hasta los de empresas e instituciones, no esperar que llegue la época de ciclones para empezar con los preparativos. Hay que hacerlo ya, porque año tras año, temporada tras temporada, estaremos siempre amenazados por un gran huracán. Que ya tenga más de 16 años que no afecta a Yucatán un fenómeno mayor no significa que ya nos salvamos; para nada, en algún año, en alguna temporada, llegará un meteoro de esos y debemos estar preparados.