Se dice…

24

Que en Calkiní ya están saliendo los trapitos al sol de todo lo que dejó el ex alcalde, Emiliano Canul Aké, el que en llegó al cargo bajo las siglas de Morena, pero que luego dio cedió ante los caprichos de sus regidores del mismo grupo político, y del ex dirigente Manuel Zavala Salazar, lo que lo llevó a renunciar a su militancia del partido creado por el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

Que desde hace unos meses, el actual equis, el priista Roque Sánchez Golib ya había anunciado que se practicaría una auditoría al Ayuntamiento, pues las finanzas estaban en números rojos, además que presuntamente habían desaparecido algunos bienes de la Comuna.

Que ha circulado una versión desde el fin de semana que la Auditoría Superior del Estado ha encontrado hasta ahora irregularidades por casi 4 millones de pesos por las cuentas públicas del 2017; al parecer, se trata de erogaciones injustificadas, de facturas infladas por gastos realizados, y por obras que se reportaron como entregadas pero que no existen.

Que también estarían como desaparecidas dos motocicletas que servían para patrullar la capital calkiniense, que aún aparecen en el inventario entregado por la pasada administración, pero que físicamente no están. Ya veremos en los próximos días qué derrotero seguirán las investigaciones que se le siguen al ex alcalde de las alpargatas. Y, principalmente, cómo se procede en caso de que las irregularidades sean plenamente comprobadas. ¿Y cómo estará el resto de los municipios? ¿Será que solo en las tierras calkinienses se está investigando lo que dejaron las autoridades de las pasadas administraciones?