Asesina al hermanito de su esposa en riña

115
El presunto homicida fue detenido en el lugar de los hechos, tras asesinar a uno de los hermanitos de su esposa.

Por: Rafael Can Santos

Un convivio familiar terminó en tragedia cuando dos hermanos y su cuñado le rendían culto a “Baco”, sin embargo, al caer la noche, comenzaron a recordar problemas añejos y al calor de las copas inició una discusión.
El agresor se agarró a golpes con los hermanos de su novia, sacó un cuchillo y asestó varias puñaladas al más cercano; al ver esto, el otro hermano intervino recibiendo también varias puñaladas en la espalda.
Al llegar al lugar, los uniformados se encontraron a tres personas que se desangraban sobre el pavimento, por lo que de inmediato se dio parte a los paramédicos de la Cruz Roja quienes brindaron los primeros auxilios a los lesionados, entre ellos, el presunto homicida quien fue atacado a golpes por el hermano de la víctima.
Los hechos se desarrollaron el pasado domingo a eso de las 20:50 horas, a la altura de la calle 20 por 57, de la colonia Unidad Esfuerzo y Trabajo 2, cuando Cecilio Torruco Astor, de 24 años de edad y de oficio campesino (presunto responsable); Javier Ortiz Pérez, de 25 años, soltero y de oficio campesino; así como Luís Roberto Ortiz Pérez, de 18 años y de oficio pepenador de chatarra, se encontraban consumiendo bebidas embriagantes.
Sin embargo, los efectos del alcohol comenzaron a hacer estragos y de las palabras e insultos, pasaron a los golpes, por lo que Cecilio Torruco Astor (cuñado) sacó de entre sus ropas una navaja y se fue de lleno contra la humanidad de Luís Roberto Ortiz Pérez, a quien le asesto siete puñaladas provocando perforación de los pulmones y asfixia, quedando Luís Roberto sin vida sobre el pavimento.
Vecinos que presenciaron lo ocurrido dieron parte a la Dirección de Seguridad Pública, por lo que solicitaron el auxilio de los paramédicos de la Cruz Roja quienes le brindaron los primeros auxilios a los lesionados; mientras que, el infortunado joven fue trasladado por personal del Semefo al anfiteatro municipal, donde luego de practicarle la autopsia de ley fue entregado a sus familiares para que le brinden cristiana sepultura.