Más de 400 incendios en la entidad

17
Por mal manejo del fuego se aplican sanciones administrativas que van de 20 a 500 salarios mínimos, aunado a la responsabilidad civil y penal que pueda resultar.

En lo que va del año se han registrado más de 400 incendios en terrenos baldíos de la ciudad capital, informó el secretario de Protección Civil del Estado de Campeche (Seprocicam), Edgar Hernández Hernández.
Indicó que afortunadamente en ninguno de los siniestros hubo pérdidas humanas que lamentar tanto en el lugar del suceso como en los alrededores; la mayoría de los casos han sido terrenos baldíos y ocasionados por maleza crecida y seca.
Detalló que la semana pasada el registro fue de 389 incendios en la zona urbana, pero seguramente el fin de semana se rebasaron los 400 tan sólo con los que se registraron en la ciudad capital.
En el caso de los municipios, dijo, los incendios ocurren en predios convertidos en tiraderos de basura.
“Estos terrenos se ocupan como basureros clandestinos, donde por el efecto lupa de cristales rotos o por alguna colilla de cigarro se inicia el fuego, por lo que se hace un llamado a la población para que sea responsable en la disposición de sus desechos, al igual que a los dueños de los terrenos para que procuren estén cercados y limpios”, aseveró.
Hernández Hernández indicó que se han detectado puntos rojos en la ciudad capital por el número de incendios de maleza en terrenos baldíos: las unidades habitacionales Siglo XXI y Siglo XXIII, la colonia Esperanza y en el poblado de Imí.
Consideró que es necesario hacer conciencia entre la gente para que se respeten los terrenos baldíos o no, y no sean utilizados como basureros clandestinos, así como también eliminar la costumbre de quemar desechos en el traspatio, lo que también puede generar un incendio mayor por las cenizas encendidas que emiten o simplemente porque pueden salirse de control.
Respecto a los incendios cerca de gasolineras, de las cuales existen más de 30 en la ciudad capital, dijo que es importante que los dueños mantengan limpios sus alrededores para evitar riesgos. “En el caso de las gasolineras, éstas cuentan con sistemas de seguridad debidamente establecidos por una norma nacional, que difícilmente la presencia de fuego pudiese suscitar un asunto mayor”.
Sin embargo, informó que tanto la Seprocicam como las direcciones de Protección Civil en los municipios tienen la responsabilidad de velar que los propietarios de las gasolineras cumplan con la norma nacional.
Finalmente, afirmó que el primer respondiente en materia de protección civil son los gobiernos locales, a través de sus direcciones municipales que, en el caso de ser rebasados en sus capacidades, reciben el auxilio de la Seprocicam. “Esto, porque se sabe no cuentan con el equipo suficiente para atender una emergencia riesgo. Es ahí, donde intervenimos con el apoyo del Cuerpo de Bomberos”.

A cumplir con la ley
Según lo estipulado en la Ley de Quemas del Gobierno del Estado, las actividades correspondientes al 2019 se desarrollarán del 1 de abril al 31 de mayo, lapso en el cual se implementarán acciones para la prevención de cualquier contingencia.
El primer requisito será solicitar los permisos ante las instancias correspondientes para llevar a cabo esta labor, así como realizar las guardarrayas entre el área de la quema y las contiguas, así como informar a los propietarios de predios vecinos para que estén atentos ante cualquier incidente.
También se recomienda tomar en cuenta la dirección del viento y realizar las quemas en las primera horas del día, cuando por lo regular la temperatura ambiental es baja, ya sea en predios o terrenos urbanos, agrícolas o forestales, para evitar que estos se descontrolen y se tengan pérdidas materiales e incluso humanas ante la intensidad que pudieran alcanzar y que en años pasados han ocasionado pérdidas considerables.
De igual manera, se informa que en trabajo coordinado con las instituciones de tres órdenes de gobierno, se emiten las recomendaciones correspondientes como es el caso de la Dirección de Protección Civil Estatal que ya se encuentra lista para la temporada de quemas.
Las personas que no cumplan con los requisitos establecidos para las quemas, se pueden hacer acreedoras a sanciones administrativas que van de 20 a 500 salarios mínimos, aunado a la responsabilidad civil y penal que pueda resultar de algún incidente que surja por el mal manejo del fuego.