No prevenir cuesta

13

LA MAGIA DE LA VIDA
DAVID RICARDO OJEDA C.

Los nuevos precios hospitalarios del IMSS para no derechohabientes están ahora en boca de todos, junto con la nueva tabulación en cuanto a los precios de la salud en México que el gobierno indirectamente plantea. “Grosso modo”, el gobierno federal ha impuesto nuevos precios para que el Instituto Mexicano del Seguro Social atienda a cualquier persona, aunque no esté afiliada. Los precios son justos en cuanto a lo que una institución de salud debería cobrar en relación con otros países y con el actuar médico.
Este aumento podría también deberse a que el presupuesto federal de salud fue disminuido por la presente administración de AMLO y se necesita con urgencia más dinero. También podría ser para apoyar a quienes no gozan de este servicio, aunque me pregunto: ¿si no tienen IMSS o Issste, cómo harán para pagar tan elevados precios que superan a un “particular”? Aunado a esto, vale la pena recordar que solamente en lo que va de 2019 se han registrado cerca de 200 despidos de médicos y enfermeras y se prevén más, ya que el IMSS dice verse en la necesidad de frenar el contrato de 2,500 especialistas para poder subsistir.
En cuanto a los precios, una consulta de médico familiar será de 783 pesos y urgencias en un hospital, de $1,164 más la estancia por día de $8,333. Tomando en cuenta que trabajo en un servicio de urgencias de un hospital de calidad y renombre, les puedo comentar que el IMSS estaría cobrando 206% más que otros.
Como el precio de los hospitales privados ha resultado más bajo que los públicos se espera que, en el transcurso del año, éstos eleven la tarifa de atención, lo cual quiere decir que la importancia del cuidado de nuestra salud es ahora mucho más relevante para evitar un impacto negativo en la economía familiar, así que la magia de la prevención, en especial de padecimientos crónico degenerativos e infecciosos, es imperante.
En los últimos días se ha detectado un incremento importante en los casos de enfermedades gastrointestinales, como el rotavirus, el cual es un virus que causa fiebre y diarrea abundante, así como vómitos y deshhidratación. En los adultos mayores y en los infantes menores de cinco años resulta sumamente peligroso e incluso mortal.
Al ser un virus no requiere uso de antibióticos, por lo cual se trata únicamente con sueros parenterales y tratamiento sintomático en lo que se espera que la enfermedad se autolimite. Vale la pena comentar que infecciones como ésta no solían observarse, pero con el refuerzo a la protección de los animales callejeros y el aumento de lugares “pet friendly”, aunado a una mala higiene, aparecen nuevamente.
Para protegerse es necesario un lavado de manos de calidad antes de comer, después de ir al baño y de estar en lugares públicos. De ser posible, evitar aglomeraciones y no comer en puestos de la calle. Recuerda: prevenir es tarea de todos para evitar consecuencias desgarradoras y ahora también para cuidar al doble la cartera.