Rapiñan producto de tráiler

31
El conductor del tráiler, Julio Eduardo A.A., de 30 años, junto con su acompañante, Luceli G.A. de 35 años, resultaron con golpes leves.

Por: Tirso Alonso Balán Collí

El exceso de velocidad y dormitarse al volante fue suficiente para que el conductor de un tráiler doble remolque cargado de cientos de toneladas de refresco perdiera el control del volante y terminara saliéndose de la cinta asfáltica a la altura del kilómetro 90 + 700 de la carretera federal Campeche-Mérida, producto que fue saqueado por pobladores de las comunidades cercanas.
El percance se suscitó cerca de las 06:45 de la mañana de ayer miércoles y fue reportado a la Dirección de Seguridad Pública municipal, por lo que los elementos se apersonaron de manera inmediata para verificar el reporte, sin embargo, al llegar los curiosos ya estaban más que listos para saquear todo el producto que el contenedor llevaba.
Ante lo ocurrido, la pesada unidad quedó fuera de la cinta asfáltica con la cabina destruida, mientras que el conductor, Julio Eduardo A.A., de 30 años de edad, junto con su acompañante, Luceli G.A. de 35 años de edad, resultaron con golpes que no ameritaron su traslado al Hospital Comunitario, aunque sí les fue prestado el servicio de primeros auxilio por paramédicos de la Cruz Roja que llegaron oportunamente.
Al lugar también llegaron varias decenas de vehículos con personas de todos los rincones cercanos que se enteraron de la volcadura de esta unidad con el contenedor lleno de refrescos, por lo que los costales salieron a relucir para que en unos cuantos minutos se recogiera el producto para ser embolsado y llevado, pese a los golpes por caídas y por resbalones.
La unidad, con cabina blanca y proveniente de la Ciudad de Campeche, con placas del servicio de carga federal, terminó destruida junto con el contenedor, apreciándose la cuantiosa pérdida en la unidad, así como la pérdida total del producto que llevaba.
Más tarde, arribó la Policía Federal para tomar conocimiento de los hechos ocurridos y solicitar el servicio de grúas para sacar la unidad y trasladarla a la capital del Estado para que, posteriormente, se realizara el deslinde de responsabilidades.