Muere de un infarto

278
El hombre solo pudo avanzar unos metros cuando cayó.

Rafael Can Santos

ESCARCEGA.- Trágico final encontró Humberto N. de 25 años de edad quien viajaba como copiloto de un autobús de turismo de la ruta Cancún-Chiapas, quien luego de almorzar en un restaurante y tomar cuatro latas de bebidas energéticas, a los pocos minutos se sintió mal y sufrió un paro cardiaco.
El hombre quedó tendido boca arriba en el suelo el domingo a las 21:00 horas, luego de que el autobús de segunda clase proveniente de Cancún, Quintana Roo con rumbo a Comitán, Chiapas se detuviera frente al restaurante “San Fernando” ubicado en la avenida Solidaridad con carretera federal Escárcega-Villahermosa.
Los pasajeros bajaron a comer junto con el chofer y el copiloto; sin embargo, el joven tomó cuatro latas de bebidas energéticas seguidas, al poco rato sintió ganas de vomitar y al salir del restaurante cayó sin vida al suelo.
La policía llegó de inmediato junto con paramédicos de la Cruz Roja pero nada pudieron hacer por el joven. Agentes ministeriales y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) se encargaron de las diligencias de ley y retiraron el cuerpo.
El infortunado era originario de Tabasco, soltero y por amistad con el chofer le dio la oportunidad de acompañarlo en los viajes que daban de Chiapas a otros lugares del país.