Detienen a 5 tripulantes de un barco abastecedor en Carmen

254
Los detenidos fueron llevados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Ciudad del Carmen.

Elementos de la Guardia Nacional aprendieron a cinco tripulantes del barco abastecedor de la industria petrolera “Moisés”, los hombres a bordo del navío ubicado en la zona de fondeadero no pudieron comprobar la procedencia legal de un excedente de combustible diésel.

Autoridades federales los trasladaron a Ciudad del Carmen y posteriormente los entregaron a los agentes del Ministerio Público de la Fiscalía General de la República (FGR).

Varias personas que practicaban deportes en el malecón turístico del centro de la ciudad se sorprendieron al ver que la unidad BR-18 de la Secretaría de Marina se acercó al muelle de madera, bajando a cinco sujetos y abordándolos a dos unidades de la Guardia Nacional que allí los esperaba. Lo mismo sucedió con varios derechohabientes de la clínica número 4 Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes vieron llegar el convoy de marinos armados y los detenidos a las instalaciones de la FGR, justo frente al nosocomio.

El informe indica que los cinco tripulantes del barco Moisés no supieron explicar ni comprobar con documentación la procedencia lícita de varios litros de combustible diésel que tenían a bordo de la embarcación ubicada a dos millas náuticas del puerto Isla del Carmen, en la zona de fondeadero, aunque no se sabe si fue un “pitazo” por el cual las autoridades federales se enteraron sobre el combustible a bordo del barco o si fue por revisión al azar.

Los detenidos enfrentan el cargo de huachicol, que desde febrero de este año se considera como un delito grave por las autoridades federales, por lo que requieren de prisión preventiva sin derecho a libertad bajo fianza y deberán demostrar que el exceso de combustible diésel en el navío tiene una procedencia legal.
El operador del barco Moisés, la empresa Marítima, Servicios y Suministros, deberá presentar la facturación pertinente para comprobar que el excedente del combustible fue adquirido de manera legal o bien, comprobar que fue la tripulación de manera personal quienes realizaron el huachicoleo de diésel.