Maestra se niega a recibir su plaza en Campeche

3700
Ricardo Medina Farfán Srio. de Educación
Ricardo Medina Farfán Srio. de Educación

La Secretaría de Educación del Estado de Campeche (Seduc) tiene la disposición para reinstalar a la maestra de prescolar Cristina Ku, quien fue cesada en su momento por negarse a aplicar la evaluación educativa, sin embargo es ella quien exige un espacio a su conveniencia y se rehúsa a regresar a su lugar de trabajo en la ciudad de Campeche, así como a recibir la indemnización que le corresponde, explicó el titular de la dependencia Ricardo Medina Farfán.

Ayer jueves, un grupo de docentes encabezados por el maestro jubilado Silverio Tuz Góngora, representante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acusaron a la Seduc de negarse a reinstalar a dos trabajadoras del sector educativo.

Por su parte Medina Farfán precisó que un caso está fuera de su alcance por ser administrativo, mientras que el de Cristina Ku no se ha concretado ante las inconformidades de la maestra, quien exige una plaza cerca de su domicilio en Calkiní, sin respetar los procesos adscripción por el que deben pasar los maestros que solicitan sus cambios.

El funcionario reveló la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal sigue el caso y aunque la maestra ha argumentado la lejanía del centro educativo, se aclaró que las distancias son similares a su antiguo centro de trabajo, mismo que fue ocupado cuando ella fue cesada.

“Los maestros tienen que cumplir con cierta antigüedad para hacer cambios de adscripción, son las reglas.

Es saltarse el derecho y antigüedad de otros maestros. No nos negamos, es bienvenida cuando desee, pero lo correcto es como debe ser, en la misma ciudad, tenemos el espacio en otra escuela, no hay una merma significativa, ni diferencia en los tiempos”, acotó.

Medina Farfán, recordó que todos los maestros campechanos que fueron suspendidos por no realizar su evaluación para verificar su rendimiento y calidad de enseñanza, ya recibieron su indemnización de hasta un millón de pesos y se encuentran laborando, caso contario a Cristina Ku, que hasta le fecha declina volver a las aulas.

“Ella pedía escuela en Calkiní, Hechechakán o Tenabo, pero no lo podemos aceptar por que no se encontraba trabajando ahí y no tenemos espacios, a menos que la mandemos a sentarse a no hacer nada, pero no es correcto.

A mí lo que me interesa es privilegiar los derechos de los niños a la educación, no cuidar los intereses personales. No nos negamos a reinstalarla, a indemnizarla, pero no es donde ella quiera, ni donde el secretario quiera, sino donde debe ser, en el mismo lugar que es la ciudad de Campeche”, aseveró.