reafirma su postura ante las manifestaciones de integrantes
Ricardo Medina Farfán explicó que la maestra María Cristina Ku Dzul decidió no reintegrarse porque su nuevo centro escolar le representaba un problema por la lejanía.

El secretario de Educación, Ricardo Medina Farfán, reiteró su postura sobre las manifestaciones de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y negó que exista el interés por bloquear el reingreso de una docente al sistema educativo de Campeche.

Tras los acuerdos obtenidos entre este organismo con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Educación del Estado de Campeche (Seduc) precisó que se procedió a la reinstalación de los 11 docentes que en su momento no fueron parte de la reforma educativa.

De esos 11 maestros frente a grupo cesados, solamente María Cristina Ku Dzul, quien ya había firmado un acuerdo preliminar en el que aceptaba su reinstalación, decidió no reintegrarse porque su nuevo centro escolar le representaba un problema por la lejanía.

Precisó que la docente tenía como sede de trabajo un preescolar en la ciudad de Campeche y se le ofreció continuar su labor en un jardín de niños de San Francisco de Campeche, el cual rechazó “ya que a decir de terceros” busca ser reinstalada cerca de su hogar en Calkiní, Tenabo o Hecelchakán.

Lamentó que eso no sería posible, ya que de tomar esa medida se vulneraría el derecho de cientos de docentes que cumplen año con año con los procesos de cambios de adscripción, por lo que como autoridad educativa se cumple con la normativa al ofrecerle un espacio escolar en la misma ciudad donde realizaba su labor.

“Nosotros no nos negamos a instalar maestros, de la lista de docentes que la Secretaría de Educación Pública (SEP) pidió analizar únicamente una maestra no ha sido reinstalada. Le ofrecimos un espacio para regresar a sus labores, pero ese espacio que se le ofreció no le agrado y no aceptó la propuesta. Previamente se había tenido dialogo con todos los maestros sobre cómo se realizaría el proceso y qué escuelas proponíamos, y firmaron una minuta. Se recibió el recurso para la indemnización, se les citó con la instancia laboral para dar fe y cada uno recibió su pago y firmó su reinstalación, presentándose en la escuela; salvo con la maestra María Cristina”, insistió.

Aclaró que si la maestra acepta, de forma rápida se buscaría que se reintegre al esquema educativo e incluso a partir del día hábil siguiente estaría dando clases de nuevo.

Y ADEMÁS

Aclaran situación de otros casos

Por otra parte, en el caso de Natalia Loeza, Ricardo Medina Farfán explicó que ella fue dada de baja ya que luego de solicitar una licencia laboral no retornó a su plantel, por lo que fue cesada y el esquema para ser reintegrada no aplica ya que por ser administrativo no fue parte de la reforma educativa.

Agregó que tampoco se le debe ningún laudo ya que en los recursos presentados ante la autoridad laboral no se determinó que se le pague algún recurso económico.

En cuanto al maestro José Francisco Ortega García, precisó que tampoco fue cesado por la aplicación de la Ley del Servicio Profesional Docente, a él se le cesó por faltas y un caso de maltrato a niños en Cantemó, lo cual se les observó a la Oficialía mayor y ambos casos fueron descartados.