Cafecito para el alma

1323
El café huele a cielo recién molido. (Jessi Lane Adams)

Juan Manuel Alfaro
*Cofundador de una cafetería exitosa a nivel peninsular
*Miembro de una familia de emprendedores que da oportunidad de trabajo a decenas de campechanos

Al ser una familia de abogados y siempre buscar nuevas alternativas de emprendimiento la familia Alfaro se ha distinguido por sus cafeterías en la ciudad, las cuales según indicó Juan Manuel Alfaro Espadas han traído muchas satisfacciones no solo económicas sino principalmente de crecimiento en cuestión de empleos para los campechanos, por lo que desde su experiencia recomienda a los emprendedores a continuar con sus ideas y llevarlas a cabo pese a las adversidades que se puedan tener, ya que las satisfacciones siempre serán mayores.

¿Cómo surgió esta empresa?
Pues no me puedo llevar yo todo el mérito, la realidad es que este es un negocio que inicialmente fue idea de mi hermana y de su esposo, por lo que final d cuentas se ha convertido en un negocio familiar en el que estamos involucrados todos; cabe mencionar que este negocio ya había existido anteriormente en campeche iniciando en la glorieta del asta bandera fue cerrado por lo que mi hermana compró los derechos al anterior dueño y es que se continuó con esta marca (Frappísimo) iniciando con la cafetería que se encuentra frente al Instituto Campechano apresurando poco a poco las demás sucursales hasta llegar hoy a tener una sucursal en la Plaza la Isla en Merida, Yucatán.

¿Qué beneficios ha traído?
Pues en general muchos y para todos, a nosotros como emprendedores y a los campechanos también con la generación de empleos pues en su mayoría los colaboradores, baristas y quienes están involucrados en que estos negocios funcionen bien, son muy comprometidos pese a ser la mayoría estudiantes que trabajan y llevan a cabo sus estudios o ser ya padres de familia; pero sobre todo buscamos la generación de espacios para disfrutar de un buen café, postre y sobre todo un buen rato de convivencia para los campechanos.

¿Cómo vislumbran el panorama ante las dificultades en materia económica?
Desde luego el panorama no está claro y no está fácil, es una batalla extra ya que no solo tienes que preocuparte por tener un buen negocio, dar un buen servicio, productos de buena calidad, sino también tienes que estar cuidando estar al día con las cuestiones fiscales y cumplirlas en tiempo y forma ya que algunas veces pagan justos por pecadores ante este tipo de situaciones, que frenan a las empresas en el caso de no tener un buen respaldo.

¿Aún así le ha traído satisfacciones y algún mensaje a quienes buscan emprender?
Muchísimas, más que lo económico, la satisfacción esta en que reconozcan el trabajo que se realiza, desde los clientes hasta los colaboradores, ese reconocimiento es una satisfacción que hace que uno se sienta muy bien.
Y pues a los emprendedores que le echen muchas ganas y que no se arrepientan, esto no esta fácil, hay competencia y ademas yo sé que también tenemos que ir en contra de la situación actual de que no son los tiempos para estar derrochar o arriesgando quizá, pero en verdad vale mucho la pena.