Contabilizar versos

180
Mónica Olivares Fonseca
Mónica Olivares Fonseca

Mónica Olivares Fonseca
*Especializada en Contabilidad, apasionada de la poesía
*Joven escritora, publica en Tierra Adentro, Fundación para las letras mexicanas

“Todo poema, toda poesía, son pequeñas islas en el océano infinito del silencio” (Benoît Santini)

Para Mónica Olivares Fonseca, el silencio no es opción, los libros contables que todos los días debe revisar tampoco son impedimento para descubrir en sus momentos de ocio la verdadera vocación de su alma: la poesía.

Contadora pública por profesión y poeta por convicción, fue reconocida en Bellas Artes, por su participación en la Antología Sureñas, como coautora con otras escritoras jóvenes del sureste mexicano.

¿Desde qué momento supiste que querías dedicarte a la escritura?
Podría intentar explicar que a veces todo llega a nuestra vida justo en su momento, a pesar de ser lectora desde la infancia no se me ocurrió que podía dedicarme a escribir, parecía un sueño lejano, pero siempre tuve el sueño de realizarlo, fue a la edad de 22 años ya a vísperas de concluir mi Licenciatura en Contabilidad que empecé a asistir a un taller literario y de creación, ahí elegí no dejar de escribir.

¿En qué espacios has tenido la oportunidad de presentar tu trabajo?
Publicaciones recientes en la Revista Tierra Adentro, en la revista de la Fundación para la Letras Mexicanas, diversas revistas virtuales dentro y fuera del país y algunos Festivales de Poesía en diversos Estados.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha dejado la escritura?
La escritura ha sido para mí un ejercicio de dar y recibir, esa interacción entre cuerpo y espíritu ha sido una especie de salvación para mis días.

¿Algún reto al que te hayas enfrentado durante tu trayectoria?
El mayor reto que sigo enfrentando es el de buscar un espacio de tiempo para leer y escribir. Pensar en procesos creativos que me permitan estar en esa búsqueda literaria.

¿Cuál es tú lugar preferido para ponerte a escribir?
No tengo un lugar en particular, a veces uno escribe en los trayectos, en la escuela, en el trabajo, en las filas del banco.

¿Cuáles son tus autores preferidos?
Entre los autores que más me gustan están Rosario Castellanos, Jose carlos Becerra, Derek Walcott, Fernando Pessoa, Ts Elliot, Wisława Szymborska.

¿Qué le recomendarías a alguien que tiene la inquietud por escribir poesía?
Le recomendaría ser consciente de su perspectiva del mundo, leer, observar, buscar el silencio e intentar crear.

¿Tienes proyectos en marcha o futuros?
El Proyecto por el momento es seguir en la búsqueda de mi escritura y enfocar algunos proyectos artísticos.