Se dice…

21
se dice, columnistas.

Que ya pronto se sabrá de cuánto será el presupuesto que el Gobierno Federal asignará al estado de Campeche para ejercer el año 2020. Y aunque en general el panorama económico en el país no pinta nada bien, debido al nulo crecimiento en la economía y por otros factores internacionales, lo cierto es que hay la esperanza de que los “recortes” no sean tan severos y que no frenen el desarrollo de la entidad.

Que por ello el gobernador, Carlos Miguel Aysa González, ha venido realizando, desde el primer día que asumió la administración estatal, diversas gestiones ante el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ante el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, y ante legisladores federales, tanto de Campeche como los coordinadores de las fracciones parlamentarias.

Que solo así, tocando puertas, presentando proyectos y luchando por los recursos es como Aysa González podrá conseguir un buen apoyo de la Federación. Y el optimismo del Gobernador transmite confianza, tal como lo declaró en días recientes: “Tenemos muchos avances, ahora ya se aprobó una Ley, pero viene la de Egresos que es la que a nosotros nos deben de aportar. Si bien es cierto que tenemos aparentemente 730 millones menos que el año pasado, yo estoy cierto que el Presidente no sólo nos va a dar eso, sino más. ¿Por qué? Porque ya he recibido algunas llamadas”.

Que en la más reciente reunión con el Presidente, apenas el pasado jueves, el Gobernador informó que López Obrador le reiteró su compromiso de respaldar a Campeche en el 2020 e impactar con mayores recursos de la Federación el desarrollo social y económico. En Palacio Nacional hablaron sobre las obras de infraestructura y acciones que son prioritarias apoyar el próximo año para elevar los niveles de bienestar en el Estado. Pronto veremos los frutos de estas gestiones incesantes.