columna de opinión
En fin, un pleito más en Morena.

Que por más intentos que se hicieron para “salvarlo”, finalmente el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche tuvo que acatar la sentencia emitida por el Tribunal Electoral del Estado, para retirar el registro al Partido Liberal Campechano, que tuvo una fugaz paso de solamente el pasado proceso electoral, en el que no consiguió el mínimo porcentaje requerido para mantenerse en el presupuesto.

Que en la sesión del martes se resolvió la emisión de la declaratoria de pérdida de registro, la cancelación de todo financiamiento público y de sus prerrogativas, así como la extinción de la personalidad jurídica del PLC, que fue fundado por Carlos Plata González previo al pasado proceso electoral.

Que de esta forma el IEEC iniciará el proceso de liquidación de todo los bienes y demás activos con que cuente el Partido Liberal Campechano, inclusive se le cancela todo el financiamiento público y las prerrogativas que recibía, lo cual ascendía a más de 75 mil pesos mensuales tan solo para actividades específicas y ordinarias.

Que fue el Partido Acción Nacional el que ferozmente se lanzó contra el Liberal Campechano, para que le retiraran su registro, y aunque se tardó, lo cierto es que el Tribunal Electoral del Estado emitió sentencia. Aún le queda a Carlos Plata la opción de pelear en tribunales federales, sin embargo, parece imposible que vuelva a la escena política, al menos no bajo esas siglas ni con los mismos beneficios. Uno menos.