Júbilo por la Guadalupana

22
Tradición y fervor.

Por: Noemí Heredia Bernés

La gran fiesta de la Morena del Tepeyac cerró entre cantos y cohetones luego de una jornada de fe y demostraciones de amor que reunió a más de 18 mil peregrinos locales y foráneos en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de esta ciudad.
La última actividad que conmemoró el 487 aniversario de la aparición de la Virgen María de Guadalupe en México inició ayer desde muy temprano, con las respectivas peregrinaciones y misas de acción de gracias del Instituto Mendoza y la Preparatoria “Fray Angélico”.
Después tocó turno a los movimientos y grupos parroquiales, y a las 10 de la mañana la Misa por las Guadalupanas Difuntas; después se realizó una de las peregrinaciones más esperadas por su entusiasmo y demostraciones de amor a María de Guadalupe, el Gremio de Familias de Chiná que cumplió 20 años de existencia.
Para concluir el paso de los gremios, participó en la misa del medio día el Seminario Menor “San Felipe de Jesús”.

LAS ROSAS DE MARÍA
Por la tarde se ofició la Misa de Bendición de las Rosas, que este año se engalanó con la presencia del Cristo Negro, Señor de San Román, que arribó al principal templo mariano de la Diócesis acompañado del Gremio de Colaboradores.
La avenida Miguel Alemán, en las inmediaciones del Jardín de Niños “Florinda Batista” fue el punto de encuentro de ambas imágenes llevadas en procesión hasta el Santuario, donde pasadas las 18:00 horas se celebró la Misa de las Rosas.
Ahí se hizo una representación del milagro de la Virgen a San Juan Diego, quien al recolectar las rosas que le indicara debía presentarse ante el Obispo y al dejar caer la tilma revelar la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.
Al finalizar la misa, se obsequiaron más de seis mil rosas bendecidas.
Después se abrió espacio para que durante una hora la gente pudiera venerar las imágenes del Cristo Negro y de María de Guadalupe, y continuar la misa de clausura de la gran fiesta que una vez más fortaleció y cautivó el alma de los campechanos.

Saldo blanco

Al cierre de los festejos Guadalupanos, personal de la Secretaría de Protección Civil reportó saldo blanco en la ciudad, y destacó el apoyo de elementos de Vialidad de la Secretaría de Seguridad Pública.

Servicio a Peregrinos Foráneos del Santuario informó que al cierre de los festejos se llevó un registro de más de nueve mil antorchistas, la mayoría procedentes de Yucatán, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Chiapas.

En los últimos tres días se sirvieron cerca de 60 mil raciones de comidas a los peregrinos visitantes.

El Servicio de Primeros Auxilios del Santuario no reportó ningún incidente mayor, sólo la atención a un grupo de peregrinos que sufrieron lesiones en los pies al caminar descalzos hasta su llegada al Santuario.