Impulsan educación de calidad con el programa FIRST Lego League

22
FIRST LEGO League Jr. brinda a los estudiantes de primaria y sus entrenadores adultos la oportunidad de trabajar y crear juntos mientras exploran conceptos de ciencia y tecnología.

Con el objetivo de recuperar el juego como un valor para la Educación y como un elemento muy relevante para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes, para que en las escuelas se tome conciencia de ello, planteles de preescolar y primaria del municipio de Campeche recibieron material didáctico del programa FIRST Lego League.

La entrega estuvo encabezada por el secretario de Educación, Ricardo Medina Farfán, quien destacó que en la entidad se aplican, por lo menos, cuatro programas específicos para incentivar la creatividad de los alumnos, a través de procesos lúdicos, que se replican también con los padres de familia para que continúe el proceso en los hogares.

En esta ocasión, los materiales entregados forman parte de los programas FIRST Lego League Discovery y FIRST Lego League Jr., dirigidos a tres planteles de preescolar y siete escuelas de educación primaria, estos últimos, con enfoque hacia la robótica para fomentar el desarrollo tecnológico en los estudiantes.

En su mensaje, el titular de la Seduc, Ricardo Medina Farfán, señaló que el proceso de acompañamiento de los alumnos en las escuelas y en sus hogares, se realiza a través de estrategias que, mediante el juego, de manera accesible, se genere aprendizaje, desarrollo de capacidades y de competencias.

“A través del juego generamos, entre muchas otras cosas, no solo estimulación temprana, motricidad, conocimiento, valores, pero sobre todo, lo que más impulsamos es la creatividad, la imaginación, el hecho de que nuestros niños imaginen cosas, que tengan sueños y los materialicen a través del juego”, señaló.

Ante personal docente y directivos que recibieron la capacitación previa para dar el mejor uso a los materiales recibidos, Medina Farfán reveló que se estarán atendiendo en breve todos los planteles de Educación Básica, pues incluso en secundarias aplican ya diversos programas a través de la Fundación Robotix.

Consideró fundamental que los menores puedan tener acceso a un esquema pedagógico que les enseñe a resolver problemas, que puedan visualizar distintos escenarios para enfrentar un reto, que no se cierren ante una problemática, sino que encuentren la solución, y eso se logra a través de la creatividad y la innovación.

Destacó que si esta estimulación no se realiza en una etapa temprana, difícilmente se podrán ejecutar programas que incentiven el gusto por las nuevas tecnologías, y será más complejo atender a los alumnos cuando lleguen a etapas más elevadas de su formación educativa que vaya enfocada al desarrollo de todas sus capacidades.

“Precisamente esta es la razón del por qué impulsar el tema de la robótica, si por supuesto desde ahí vamos a impulsar la enseñanza sobre ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, a través de la robótica es un perfecto pretexto para que nuestros niños aprendan el pensamiento lógico matemático”, apunto.

En representación de los planteles de Educación Preescolar, la directora del Jardín de Niños “Adelayda Martínez”, Ana Caamal Cahuich, señaló que la implementación de estos programas tiene muchos beneficios, principalmente porque a la niñez de ahora le está tocando vivir una realidad muy demandante para los padres de familia, donde, para darles a sus hijos lo necesario, pasan la mayor parte del tiempo fuera de sus hogares, trabajando, y es ahí donde entra la metodología que se está aplicando para integrar a los padres con sus hijos, y recuperar el juego como un medio para ayudarlos a aprender, facilitando desde las escuelas estos encuentros.

Por parte de los planteles de Educación Primaria, la directora de la escuela “Ignacio Zaragoza”, Claudia Chan Benitez, reconoció el trabajo que se está realizando en la entidad en materia de desarrollo de las habilidades de los alumnos, pues constantemente se apuesta por programas que fomentan la innovación en la educación.

Por: Daniel Castillo