La venta del avión presidencial entra en su etapa final
37 interesados de 13 países.

La venta del avión presidencial entra en su etapa final. Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo lunes se cerrará la presentación de propuestas de los interesados en la compra y previó que en 10 días pueda informar al comprador.

A partir de entonces, el gobierno federal realizará un informe consolidado de las alternativas de enajenación, es decir, comenzará a analizar las ofertas existentes.
La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, que apoya en el proceso de compra-venta, reportó que son 37 los interesados, de 13 países, en el TP-01 José María Morelos y Pavón.

De acuerdo con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, encargada del proceso de enajenación por parte del gobierno federal, entre éstos se encuentran personas físicas, morales y hasta gobiernos.

Banobras también dio a conocer que incluso algunos ya viajaron a Estados Unidos para conocer las condiciones del avión, que desde el 3 de diciembre del año pasado se encuentra en el aeropuerto de Logística del Sur de California, en la ciudad de Victorville, San Bernardino.

Hace poco más de un mes, el presidente de la República estimó que la venta de la aeronave se realizaría entre 130 y 150 millones de dólares, según un avalúo entregado por Naciones Unidas.

De concretarse la venta en este precio, implicará un monto aproximado de 70 millones de dólares menor respecto al costo en que fue adquirido, más las adaptaciones que se le hicieron en el gobierno de Enrique Peña Nieto, como una recámara matrimonial y una sala de juntas, ente otras.

A esto hay que agregar los 720 mil dólares, unos 14 millones de pesos, que el gobierno de López Obrador pagó por mantener estacionada la aeronave por un año, con opción de ampliarlo uno más. Tan solo por entregar el avión a Boeing, compañía encargada de su mantenimiento, la administración federal tuvo que pagar 54 mil 39 dólares por concepto “de parqueo e inducción”.

A la fecha, se encuentra en un hangar de ComAv, empresa dedicada al almacenaje, reparación y desarmado de aeronaves, según constató MILENIO durante un recorrido por dicha terminal aérea ubicada en el desierto de Mojave, a un par de horas de Los Ángeles.
El TP-01 está a un costado de un avión de la aerolínea Air Tahiti Nui, y detrás de otro de Singapore Airlines Limited, así como frente a otro de mismo modelo, Boeing 787, que ya no cuenta con ninguna calcomanía y que perteneció a la línea aérea real de Marruecos.

Todos estos, así como decenas más alineados en las más de 900 hectáreas de esta terminal aérea, que no tiene operaciones comerciales, esperan la misma suerte de la aeronave mexicana.

Las llantas, turbinas y ventanas del avión presidencial ya están tapadas con un plástico especial para su protección.

El escudo nacional en la cola ya ha sido cubierto, aunque se mantienen las franjas verde y roja a lo largo de su fuselaje.

El nombre José María Morelos y Pavón, que estaba en la punta de la aeronave, fue borrado. Así se encuentra el avión que “no tiene ni Obama” y que espera ser vendido; mientras, el gobierno de López Obrador paga 5 mil 324 dólares por que lo laven.

DISCULPAS DE FT

El Presidente dijo que el diario británico Financial Times debe ofrecer disculpas a México por aplaudir la corrupción y las reformas estructurales en los gobiernos anteriores.

“PEOR MOMENTO”

Publicó el artículo “López Obrador necesita aceptar la realidad económica”, en el que señaló que la renuncia de Urzúa “no pudo llegar en peor momento”.