Hay carencia de información sobre procedimientos de evacuación
La inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida demanda proporcionar acceso a inmuebles e instalaciones

Campeche es uno de los Estados que ha recibido de manera positiva las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para considerar a las personas con discapacidad en los Protocolos de Protección Civil, adaptando la guía que se emitió para tal fin y, en breve, se buscará compartir la información con la ciudadanía.

Así lo explicó Andrés Balcázar de la Cruz, director de atención a personas con discapacidad de la CNDH, al recordar que la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida, demanda proporcionar acceso a inmuebles e instalaciones para que puedan recibir servicios y ejercer sus derechos al trabajo, la salud, la educación o la cultura.

Esta guía con recomendaciones para considerar a las personas con discapacidad en los protocolos de Protección Civil fue elaborada y dada a conocer por este organismo desde septiembre del año pasado, pero este 2019 se tomó la determinación de llevarla de manera puntual a cada una de las entidades interesadas en el tema.

Implementar la accesibilidad a los inmuebles e instalaciones implica, a su vez, contar con las condiciones que permitan tanto el ingreso como el egreso seguro en caso de alguna emergencia y, pese a los avances, aún persiste la carencia de información sobre procedimientos de evacuación para personas con discapacidad.

“La guía complementa la legislación que existe en el país, se tienen leyes generales y estatales de protección civil, protocolos que indican que hay que incluir a las personas con discapacidad, pero lo que hemos visto es que no son acciones suficientes y falta más información”, señaló.

En México, la Norma Oficial Mexicana NOM-008-SEGOB-2015 establece acciones y condiciones de seguridad para las personas con discapacidad, señalando su inclusión en el Programa Interno de Protección Civil de inmuebles y establecimientos mercantiles de los sectores público, privado y social, indicando procedimientos de atención y trato adecuado.

La guía presentada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos da las pautas para crear un Plan Personal de Evacuación de Emergencia para las Personas con Discapacidad, además de considerarlas sin un afán paternalista ni proteccionista, sino que ellos mismos contribuyan con la planeación de su protección personal.

Aseguró que Campeche ha sido uno de los que mayor énfasis le ha dado al tema de la inclusión en todos los aspectos, por lo que decidieron sumarse a esta capacitación donde se les entregan los cuestionarios que deben aplicar para estructurar bien este plan de evacuación específico.

Indicó que en el cuestionario que se le aplica a la persona con discapacidad se les pregunta qué saben sobre evacuación, qué tanto saben sobre el tema de emergencias, se les consulta si han tomado alguna capacitación sobre Protección Civil, además de que se identifica plenamente qué tipo de discapacidad o discapacidades presentan.

“Este cuestionario está basado en recomendaciones internacionales, en guías que encontramos en Norte América y Europa, es información ya existente y lo que hicimos fue sistematizarla, es una guía muy corta enfocada a establecer ese plan de emergencia que no había sido contemplado”, abundó.

En general, estas recomendaciones emitidas por el organismo defensor de los derechos humanos han sido bien recibidas en las entidades donde ha sido presentada, se ha reconocido que falta información en el tema y la Secretaría de Protección Civil federal está planteando la elaboración de una nueva Ley General de Gestión Integral de Riesgos.

La guía que adoptará el Estado especifica la elaboración de un Plan Personal de Evacuación de Emergencia, el cual se debe desarrollar de manera individual para cada trabajador con discapacidad y con la participación de la propia persona. El conjunto de planes personales desarrollados servirá de insumo para el desarrollo de políticas y procedimientos.

Establece también la creación de una Red de Apoyo Personal que le servirá a la persona con discapacidad para prepararse en caso de desastre, pues los integrantes pueden ayudarlo a identificar y conseguir los recursos que necesita para hacer frente a la situación de manera eficaz.

Se recomienda considerar en el establecimiento de las políticas y procedimientos no solo a los empleados permanentes sino también a los visitantes con discapacidad, sugiriendo procesos de capacitación específicos según el tipo de inmueble y el aforo de visitantes esperado.

“Un tema que consideramos importante es que el sector privado, algunas empresas se han dado cuenta que hace falta información sobre sus protocolos de evacuación en emergencias y ese tema lo pueden encontrar en esta guía de recomendaciones que se ha elaborado, para que transiten juntos los dos sectores más importantes que emplean a las personas con discapacidad”, señaló.

Dejó en claro que dentro de estas políticas de inclusión también se deben considerar adecuaciones arquitectónicas que pueden darse desde la contratación de las personas con discapacidad o después de tener claros los Planes Personales junto con la capacitación del personal.

Después de poner en marcha esta atención a las personas con discapacidad, el siguiente paso sería trabajar directamente con la ciudadanía, pues solamente en la Ciudad de México se tiene registro de la existencia de planes familiares de Protección Civil en general, lo cual también pone en situación de riesgo a grupos vulnerables como menores, discapacitados y adultos mayores.