La batalle eterna

16
Julia Yerves Díaz

LECTURAS I
JULIA YERVES D.

El comportamiento del ser humano puede descifrarse como una serie de motivos instintivos que se repiten cíclicamente. Hemos aprendido a cerrar los ojos y tomar como cierto y adecuado ese impulso que viene desde el estómago y que nos lleva hacia la acción; para bien o para mal. Quizás hemos dejado de pensar o más bien hemos aprendido a sentir.
Aunado a esto, pareciera que en estos días nos encontramos más propensos a escuchar esa urgencia interna que nos pide a gritos un cambio. ¿Pudiera ser esto un contraste ante la realidad que agobia las almas de tantas personas y en tantas partes del mundo? Probablemente nuestro nuevo instinto humano sea el de salvarnos.
Para la lectura de esta semana, estamos ante un texto de la mitología nórdica. Dicha historia viene a través de letras compartidas carentes de un autor, como todos esos relatos que han sobrevivido de boca en boca rompiendo el olvido.
La leyenda cuenta la vida de Hedinn y Hogni. El primero, poderoso y gran guerrero; el segundo, rey de Dinamarca. En medio de una caza, Hedinn se encuentra con una hermosa mujer de nombre Göndul. El guerrero naturalmente se desenvuelve ante ella contándole sus grandes proezas y valentías, el número de reinos que había sometido y el respeto que su nombre había adquirido. Al final de la plática, él le pregunta si conoce a un hombre que pudiera superarlo en poder y para su sorpresa Göndul responde afirmativamente: Hogni.
El reto estaba en la mesa y Hedinn se dirigió hacia Hogni para someterlo. Grande fue la sorpresa de ambos cuando, una vez aceptada la competencia, resultan iguales en fuerza y virtudes. La solución viable y noble fue declararse hermanos de sangre y compartirlo todo. El tiempo transcurre y Göndul aparece de nuevo para embriagar a Hedinn y envenenarle el oído y el instinto, recordándole lo absurdo que resultaba ser “el igual” de otro. Ella sugiere la idea de casarse con la hija de Hogni y matarla una vez que sea su mujer para demostrar quién era el mejor.