Artesana empoderada

26
“Para manejar, se necesita usar la cabeza, para manejar a otros, se necesita tu corazón” (Eleanor Roosevelt)

Elucila Enoscobar Méndez
*Artesana desde hace más de 2 décadas
*Su marca, “El Holochal”, nacida en Tenabo

Elucila Enoscobar Méndez aprendió a realizar artesanías a sus 20 años de edad y actualmente es representante de un grupo de productores de su localidad.

Dirige su empresa “El Holochal” producto 100 % campechano que se dedica a vender café alternativo de maíz, mermeladas de temporada entre otros productos, como el pinole tostado para hacer atole.

Ha participado en múltiples ferias artesanales a lo largo del País, gracias a este negocio que inició ante la necesidad de trabajar y conservar las tradiciones de su pueblo al ser de la localidad de X’kuncheil, Tenabo.

¿Cómo surgió esta idea y empezó en el emprendimiento?
Pues primero por la necesidad de trabajar y ser tu propio jefe para trabajarlo mejor, y pues la idea del café alternativo no es nada nuevo, es algo tradicional que hemos tenido en la familia y que por alguna razón lo dejamos de hacer y vender de alguna forma hasta hace 5 años que la empezamos a comercializar y pues es un producto que si se vende, porque es una excelente alternativa para quienes les gusta el café pero les hace mal consumirlo e incluso trae beneficios a la salud

¿La importancia de esta empresa?
Somos un grupo organizado de 5 personas, 3 mujeres y 2 hombres que son familiares, que trabajamos varias cosas, aprovechando todo lo que este de temporada en la naturaleza como las frutas para realizar las mermeladas y conservas, así como la preservación de semillas nativas de maíz para llevar a cabo nuestros productos.

¿Cómo ha sido la aceptación de su producto?
Pues estamos tratando de educar a la gente en cuanto al consumo local ya que estos son buenos y benefician muchas familias, ya que hay muchas familias en las comunidades que no tienen empleos y la elaboración de este tipo de productos y sus ventas es una alternativa más para poder salir adelante e incluso para contribuir con el medioambiente ya que nuestros productos se producen de manera sustentable.

No sabemos si es una moda la adquisición de productos naturales pero solo es cuestión de que la gente aprenda a consumir productos locales y de donde vienen, ya que eso es lo importante porque sin los consumidores no haríamos nada.

¿Cómo ha sido la evolución de esta empresa y la aceptación de su familia?
Pues al principio fue difícil y pues no confiábamos mucho en que fuera a funcionar, y llegar hasta donde hemos llegado, al principio da trabajo y cuesta pero dijimos vamos a probar y a echarle ganas darnos a conocer y que la gente vea que si tenemos productos buenos que la gente debe conocer y consumir; teniendo actualmente una buena aceptación, teniendo incluso ya envíos a nivel nacional.

Esto gracias también a las redes sociales que nos han ayudado a llegar a otras ciudades que no pensábamos que llegaríamos, enviando nuestros productos en hasta 10 kilos a diversos estados como Monterrey, por lo que en el futuro nos vemos creciendo más y estableciéndonos como una empresa totalmente formal, porque ya tenemos la marca registrada y nos faltan algunas cosas para llegar hasta donde queremos.


¿Recomendación a los campechanos que quieren iniciar su negocio?
Primero querer echarle las ganas y confiar en uno mismo e insistir, porque a veces las cosas no salen a la primera y no veras quizá ganancias o que vendas grandes cantidades de tu producto pero cuando te gusta y aprendes a valorar tu trabajo y le echas ganas, lo bonito que queda tu trabajo y el valor que le dan tus clientes es lo más importante. Pero sobre todo no dejarse vencer por la pena y si se quiere vender se debe salir y promocionar el producto aunque sea en las calles porque nosotros somos los mejores para promocionarlos.