Se dice…

23
columna de opinión
En fin, un pleito más en Morena.

Que estos días de lluvias han sacado a relucir diversos problemas que se mantienen ocultos en la ciudad, pero que como nada se salva del agua, pues ahora han salido a flote. Incluso han dejado al descubierto la poca capacidad de las autoridades municipales para hacer frente a los estragos que ya se resienten en varias zonas de la ciudad.

Que el primer aguacero causó inundaciones en diversas zonas, principalmente por el acumulamiento de basura que ciudadanos sin conciencia social arrojan a las calles, con la lluvia es arrastrada y bloquea las alcantarillas, lo que impide que fluya el agua. No hay drenaje que pueda contra la “puerqueza” de quienes tiran botellas pet, plásticos y demás desperdicios a la calle.

Que otro de los estragos de la lluvia es la aparición de baches. Cuando se aplican materiales de segunda para tapar huecos o cuando de dejó pasar el tiempo y no se cubrieron los hoyancos, con el agua, simplemente se agrava este problema. Ya los conductores no solo tienen que ser precavidos por la falta de semáforos en varios cruceros, por la falta de pago del Ayuntamiento, sino que también tienen que esquivar los cráteres que se han formado.

Que todas las medidas de previsión y reparación a causa de los fenómenos meteorológicos son responsabilidad de los Ayuntamientos, aunque cuentan con el respaldo de la Secretaría de Protección Civil cuando lo solicitan o cuando se ven desbordados por la emergencia. Así que no sea que, al igual que con los semáforos, al alcalde panista se le ocurra culpar al Gobierno del Estado de que no atiende los problemas de las lluvias, porque son responsabilidad de la Comuna.