se dice, columnistas.

Que el delegado del Instituto Nacional para los Pueblos Indígenas, Nehemías Chi Canché, está metido en el ojo del huracán, luego de que no le parecieron los comentarios de usuarios de Facebook en relación con un evento, denominado Feria Intercultural Indígena, que se realizó en días recientes y en el que se recrearon rituales mayas.

Que el funcionario federal tuvo a su cargo la organización de eventos con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Sin embargo, usuarios de las redes sociales criticaron que se hubieran recreado rituales, debido a que consideraban que muchas de las prácticas mayas eran violentas e incluían sacrificios humanos. Aunque en la escenificación, realizada en la Plaza de la República, no hubo nada de eso último y nadie salió ni rasguñado.

Que uno de los usuarios de Facebook, de nombre Manuel Juan Castillo, escribió diversos comentarios que incomodaron al delegado de los Pueblos Indígenas, quien al parecer por la forma en que respondió, estaba enojado. Uno los comentarios de don Nehemías a su debatiente, que argumentaba sobre los sacrificios humanos fue: “Ya debías degollarte, harías un bien”. Y aunque luego borro esa publicación, lo cierto es que se hizo viral.

Que nadie duda que Chi Canché ha sido un ferviente defensor de las tradiciones indígenas, en especial de los mayas, cultura a la que pertenece, conoce y la ha estudiado buena parte de su vida. Lo que se le critica es la intolerancia a la crítica y la falta de serenidad para enfrentar a esa turba incontrolable y anónima que son las redes sociales. Ahora es un funcionario público de un gobierno que pregona la paz y la felicidad, los abrazos y no los balazos. Pedirle a alguien que se degüelle es todo lo contrario a eso. No es en contra de los indígenas, es en contra de quienes hacen apología a la violencia.