SE DICE…

11

Que al que le siguen lloviendo quejas es al presidente municipal de Escárcega, Rodolfo Bautista Puc, emanado del partido Morena, y quien es señalado hasta por los mismos regidores de la Comuna por presuntas irregularidades en los meses que lleva al frente de la administración municipal. Y ya ni se diga de los ciudadanos que señalan que en casi un año no se ha cumplido ni uno solo de los pocos compromisos que hizo en campaña.

Que a decir de los regidores de Morena, Máximo Quintal y Yolanda Estrella Pérez; del PRI, Soledad Hermosillo Rodríguez, del PT, Aureliano Quirarte Rodríguez, el presidente municipal Bautista Puc ha beneficiado a sus amigos y allegados con las pocas obras públicas que se realizan en el municipio. Para ellos no hay licitaciones sino que obtienen los trabajos por asignación directa, lo que no abona para nada en la transparencia que tanto pregona el primer edil morenista.

Que los regidores pusieron como ejemplo la obra de reconstrucción de la calle 50-A de la colonia Carlos Salinas de Gortari, en la cabecera municipal de Escárcega, donde se invierte un millón 950 mil pesos. En esta obra no hubo licitación, sino que fue entregada directamente por alcalde.

Que lo cierto es que los señalamientos de los regidores deberían de trascender más allá de las declaraciones a los medios; si tienen pruebas, deberían de presentarlas para que se investiguen las presuntas corruptelas del alcalde y, de ser encontrado culpable, que se le aplique la ley. Nada más pero tampoco nada menos.