De 10 mil embarazos, 10% son interrumpidos

54
Medardo Cohuó Muñoz Jefe de Gineco obstetricia del Hospital General de Especialidades
“Tiempo para practicar un aborto seguro no existe, la mujer se nos puede morir en cualquier etapa del aborto comprendiendo antes de las 20 semanas…” Medardo Cohuó Muñoz Jefe de Gineco obstetricia del Hospital General de Especialidades

Definiendo el aborto como la interrupción voluntaria o involuntaria del embarazo antes de que el embrión o el feto estén en condiciones de vivir fuera del vientre materno, en Campeche cada año se registran 10 mil embarazos aproximadamente de los cuales cerca del 10 por ciento se interrumpen de forma natural (aborto espontáneo), cuando la vida de la madre se pone en riesgo.

Cuando el bebé presenta alguna malformación que impide su desarrollo y cuando la mujer manifiesta haber sido víctima de un abuso sexual (NORM 046).

Sin embargo, de acuerdo con el Jefe de Gineco obstetricia del Hospital General de Especialidades, Medardo Cohuó Muñoz, sea cual sea la razón y el tiempo de gestación.

El riesgo de salud en que se pone la madre al practicarse un aborto son los mismos, por lo que el término “aborto seguro” no resulta de todo exacto así como tampoco existe un tiempo ideal para ello.

La recomendación para esta difícil decisión es que sea antes de las 20 semanas, pues se relaciona más por el desarrollo del feto.

¿En que circunstancias actualmente es legal la práctica de un aborto en Campeche?
En nuestra legislación actual existen tres causas aceptables desde el punto de vista legal, que es cuando desde el punto de vista de nuestra paciente, la mamá, está en peligro de muerte; por ejemplo, una paciente cardiópata que desde el comienzo del embarazo se está complicando antes de las 20 semanas y vemos que el deterioro es inevitable.

¿Cómo se toma la determinación para esta práctica?
Se sesiona a través del Comité de Bioética que existe en nuestro Hospital de Especialidades donde participan grandes médicos que integran ese comité, personal de salud como trabajadores sociales, enfermería, cirujanos, especialistas y comunidad de la salud general para decidir la mejor opción para nuestra paciente, por ejemplo, si está en peligro de muerte se acepta la interrupción del embarazo.

¿Sólo en estos casos?
No, además se contempla la posibilidad cuando desafortunadamente el bebé tiene una malformación que no compete con la vida del bebé; es otra de las causas. En caso de una violación igual.

¿Hasta qué tiempo se considera viable la práctica de un “aborto seguro”?
Tiempo para practicar un aborto seguro no existe, la mujer se nos puede morir en cualquier etapa del aborto comprendiendo antes de las 20 semanas, el derrame, la hemorragia, el sangrado, los coágulos es lo peor que como médicos nos puede suceder, entonces un aborto seguro no hay, pero si hay necesidad de interrumpir un embarazo lo preferible es que sea antes de las 20 semanas.

En este sentido, ¿Cuántos abortos se practican al año en el estado?
En un aproximado, en el estado hay 10 mil nacimientos al año, en el Hospital de Especialidad, que es el más grande en la entidad y en el cual yo laboro se registran un promedio de 7 mil del total estatal, a este número podemos considerar un 10 por ciento aproximadamente de embarazos que terminan con un aborto por causas como, que no se desarrolla bien el bebé, como es un “huevo muerto retenido”, los abortos que de manera espontánea se dan o por algún accidente que haya sufrido la mujer, que va desde una caída hasta un accidente que tenga como consecuencia la pérdida del bebé.

¿Qué proceso sigue una mujer o la pareja una vez que atraviesa por un aborto?
Cada caso es diferente, sin embargo, cuando la pareja está muy emocionada por traer una nueva vida al mundo y desafortunadamente se pierde, para nosotros como médicos es muy difícil dar esta noticia, no obstante, cada hospital cuenta con un área de psicología que es quien da el apoyo emocional y nosotros referimos a nuestros pacientes en este proceso de duelo para que tenga atención psicológica individual y de pareja.

En el caso de los embarazos no deseados ¿qué acciones se realizan desde la Secretaría de Salud para evitarlos?
Estamos enfocados a las campañas de prevención con charlas, asesorías y consultas, y la distribución de métodos anticonceptivos que están prácticamente disponibles para todas las parejas y mujeres en edad fértil como son los preservativos, las pastillas, las inyecciones para evitar precisamente tener que llegar a un embarazo no deseado.

¿Desde qué edad los jóvenes deben contar con educación sexual eficiente y eficaz?
Estuve en el hospital de Xpujil y por eso me atrevo a platicar un poco más de esto, durante ese periodo visitábamos las escuelas primarias y secundarias, en las primarias en quinto y sexto año con previa autorización de los directores de las escuelas y los padres de familia, e incluíamos las pláticas de planificación familiar, educación sexual, entre otros, y en todo el estado se replican las mismas acciones.

¿Qué está faltando para que estas estrategias tengan mejores resultados? ¿Existe algún tabú por parte de las familias campechanas respecto a este tema?
Creo más bien es parte de nuestra cultura, la educación que se tiene en cada familia. Siempre ha existido “el bien y el mal” y la promoción que nosotros hacemos como dependencia de salud está prácticamente en un punto intermedio, donde a cada persona debe tomar sus propias decisiones, como debe ser previa información, para decidir qué es lo mejor para cada uno de ellos.

Dos estados del país se han sumado a la despenalización del aborto ¿Campeche está preparado?
Cada estado tiene su proceso y muy respetables todos. Con nosotros valdría la pena tener más participación ciudadana tal vez para llegar a buenos acuerdos y como ciudadanos decidamos qué es mejor para nuestro estado.

¿Campeche está preparado para este debate?
No me compete decir qué sí o qué no, pero estoy seguro de que valdría la pena realizar algunos ejercicios y estrategias para tener una sociedad más informada y con base en ello, se pueda tomar una decisión.

 

Por: Anabel Martínez