SE DICE…

24
se dice, columnistas.

Que uno de los asuntos que han surgido como una alerta, en especial para los jóvenes, es la moda de consumir cigarrillos electrónicos, también llamado “vapeo”, que se está convirtiendo en un problema sanitario para por los riesgos que conlleva. Y aunque ya se han tomado algunas medidas para contener el aumento de consumidores de esas sustancias, lo cierto es que aún falta mucho por hacer para erradicar su uso.

Que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) prohíbe comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco. Por ello se ha ordenado que se aseguren y destruyan esos productos, además de la imposición de multas económicas por infracción a la regulación administrativa, independientemente de la responsabilidad penal que pueda derivar por la comercialización de productos ilegales.

Que, además, las empresas de paquetería y mensajería con servicios internacionales, deberán abstenerse de distribuir cigarros electrónicos, vapeadores o accesorios que provengan del extranjero, por lo que podrán hacerse acreedoras a sanciones administrativas por montos cercanos al millón de pesos por infracción cometida.

Que lo más importante y que falta por atender es la difusión de los daños que causa el “vapeo”: su humo contiene elementos dañinos, incluidos 10 que se encuentran en la lista de químicos que provocan cáncer, defectos de nacimiento y otros daños reproductivos; el aerosol de cigarrillo electrónico reduce la respuesta del sistema inmune y aumenta la susceptibilidad a la gripe y a la neumonía; en los adolescentes, como atraviesan un período crítico de desarrollo cerebral, sus cerebros están especialmente vulnerables a los efectos tóxicos; además, las partículas finas del aerosol de cigarrillo electrónico tienen consecuencias muy perjudiciales para la salud. Solo por citar algunas.