Se dice…

19

Que en Hecelchakán el descontento contra el alcalde José Dolores Brito Pech va en aumento, debido a que los ciudadanos señalan que no solo no atiende las demandas de quienes lo eligieron, ni tampoco hay avances en obras ni mejores servicios, y con todo eso el presidente municipal pretende buscar la reelección en el 2021.

Que otro de los escándalos que rodean a Brito Pech es aquel que comentamos en este mismo espacio: una de sus hijas, que se rumora que es la que toma importantes decisiones en el Ayuntamiento, construye una ostentosa residencia en el poblado de Poc Boc, donde incluso se han visto vehículos de la Comuna, en horas hábiles, sin que haya una explicación que justifique ese hecho.

Que ahora se suma otro: el presidente municipal buscaría loa reelección, pero también impulsa a su hijo para que sea postulado como candidato a diputado local. A decir del ex presidente de la Junta Municipal de Pomuch, José Sevastián Yam Poot, todos los apoyos que entrega el alcalde lleva la condición de que le retribuyan en caso de que logre llegar a las boletas para reelegirse.

Que las acciones de Brito Pech son avaladas por sus funcionarios y hasta por el Cabildo que, en teoría, debería de ser el representante de los ciudadanos, y exigir cuentas claras, obras públicas de calidad y ser un contrapeso para el presidente municipal. Sin embargo, según Yam Poot, los cabildantes se han convertido en sombras y cómplices del primer edil que a su juicio y conveniencia hace y deshace con el municipio. ¿Será que con todas las inconformidades y escándalos alguien se anime a volverlo a postular en las elecciones de 2021? Y si eso ocurre, ¿los hecelchakanenses volverán a darle el voto? Es difícil.