Piden tomar precauciones
Se registraron lluvias de diversa intensidad desde las primeras horas del pasado viernes.

La situación en el territorio estatal está controlada ante las precipitaciones pluviales generadas por la formación de la tormenta tropical 16 en el Golfo de México, aseguró el secretario de Protección Civil del Gobierno del Estado, Edgar Hernández Hernández. Agregó que están preparados por los pronósticos de los meses más intensos de la actual temporada ciclónica.

El titular de la Secretaría de Protección Civil (Seproci) manifestó que afortunadamente el fenómeno hidrometeorológico, como ha sucedido con otros, se ha formado lejos del territorio estatal.

“Ciertamente las bandas de nubosidad que desprende el fenómeno meteorológico ha dejado lluvias que no han sido de importantes consecuencias, sino que al contrario, han ayudado a las actividades del sector agropecuario, tal como a los productores ganadores y agricultores, quienes habían reportado algunas pérdidas preocupado por la escasez de precipitaciones pluviales”, expuso.

Consideró que estas últimas lluvias ayudarán a los cultivos y hatos ganaderos para que los productores locales puedan recuperar parte de lo perdido.

En cuanto al impacto a la población en general, expresó que en la entidad se han registrado promedios de precipitaciones pluviales por debajo de la media nacional, como lo que comúnmente llueve en la geografía estatal durante las épocas de ciclones tropicales.

Dijo que se esperaba que al final de la temporada de huracanes se intensificara la actividad y así se ha comportado en los últimos días.

“Ningún fenómeno meteorológico de gran magnitud ha alcanzado al territorio estatal y esperamos que tampoco lo haga en lo que resta de la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2019 que concluye hasta el 30 de noviembre próximo”, manifestó.

Aunque dijo que la Seproci está preparada para atender cualquier contingencia en la actual temporada ciclónica y enfrentar cualquier situación de emergencia por desastre natural.

Para finalizar, invitó a la población en general, sobre todo a quienes se encuentran habitando en zonas consideradas de riesgo, a que extremen las debidas precauciones y que se mantengan atentos al desarrollo del clima para evitar con ello posibles afectaciones al patrimonio familiar, pero sobre todo, a la integridad física.

Y ADEMÁS

“Néstor” es el nombre de la tormenta tropical que se ha formado en el Golfo de México, la cual se mantiene en vigilancia de las autoridades estatales, pero por el momento no representa riesgo alguno para Campeche al dirigirse a las costas de la Florida, Estados Unidos.

De acuerdo con información del director de Análisis y Prevención de Riesgos de la Secretaría de Protección Civil (Seproci), Hugo Villa Obregón, este fenómeno contribuirá a que se mantengan las lluvias y las temperaturas calurosas en gran parte del estado durante este fin de semana.

Hasta el cierre de la edición, la tormenta tropical Néstor estaba ubicada a más de 150 kilómetros al norte de la Península de Yucatán, específicamente de Progreso, con vientos de 95 kilómetros por hora y con trayectoria al noroeste a 35 kilómetros por hora.

Con un área de nubosidad y precipitaciones pluviales que cubre las aguas del Golfo de México y el extremo sureste de Estados Unidos, se moverá al noroeste para ingresar a la Florida en las próximas 24 horas, alejándose cada ves mas del territorio campechano.

La Seproci mantendrá la vigilancia por las lluvias que se puedan presentar de manera local derivado del arrastre de humedad que se ha generado en el Golfo de México.

FIN DE SEMANA

Hoy sábado por la mañana habrá probabilidad de lluvias principalmente en las horas de la tarde y para mañana domingo disminuirán las probabilidades de precipitaciones pluviales. Las temperaturas calurosas aumentarán a partir del domingo, con máximas que oscilen en los 36 grados centígrados, mientras que las mínimas se mantendrán sobre los 20 grados.

Por ello, se presentará bochorno ante la alta presencia de humedad en la entidad, lo que podría elevar la sensación térmica en hasta 3 ó 4 grados centígrados.

Se recomendó extremar precauciones ante las consecuencias que esto trae, como sensación de sofocación y transpiración excesiva, lo cual podría perjudicar la realización de actividades al aire libre.