Torres de alta tensión a punto de colapsar

55
Las torres de 59 metros de alto se encuentran deterioradas por el salitre del mar.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sigue ignorando la condición de las torres de alta tensión de 115 mil voltios marcadas con los números 150 y 152 asentadas en la carretera federal 180.

Resulta que la infraestructura de metal y concreto presenta un alto grado de corrosión en los aproches junto a la base que las sostienen. Estas mismas condiciones tenía hace un año la torre 151 que colapsó el 9 de junio por fuertes vientos de un frente frío.

Entre los kilómetros 30 y 34 de la vía federal 180 hay por lo menos 10 torres de 59 metros de altura en precarias condiciones, carcomidas por la corrosión al estar expuestas a un ambiente con alto grado de salinidad.

Las torres que sostienen los cables de alta tensión podrían correr la misma suerte que su hermana colapsada.

El gerente comercial Jorge Aguilar Sosa, con su prepotencia y altanería que lo caracteriza se negó a decir si habrá o no inversión para reparar o remplazar las torres que tanto temor han generado entre la población de la isla, pues se vaticina que otra de las estructuras podría caer en cualquier momento y revivir lo que pasó hace un año.

“En este momento nos encontramos en plena temporada de lluvias y huracanes, lo que acrecienta el peligro de que estas torres puedan ser derribadas por los vientos y la fuerza del mar”, puntualizó.