Toman medidas preventivas para protección de reservas

75

Ante el inicio de la temporada de calor en la entidad, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en coordinación con diversas instancias ejidales, municipales, estatales y federales, comenzaron a tomar medidas preventivas para proteger la zona del mangle de la Reserva de la Biósfera de Los Petenes, reveló el director de la misma, César Uriel Romero Herrera.
Recordó que desde hace varios años, los tres niveles de gobierno se unen para evitar los siniestros catastróficos, resaltando la importancia que desde hace algunos años pasaron de acciones reactivas a abordar el tema desde el nivel preventivo.
“Cada vez más los ejidos se suman a las tareas de vigilancia y dan aviso a las autoridades, sobre todo ahora que contamos con mecanismos más ágiles para dar respuesta”, precisó.
En la entidad se tienen identificadas las zonas prioritarias, particularmente las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de carácter federal y estatal son de atención prioritaria, además de contar con un sistema de atención que vigila con tecnología satelital los puntos de calor de la región.
De esa manera se puede identificar y priorizar la atención que se ejecutará, pues pudiera tratarse de una quema controlada en una parcela y no de un incendio, aunque todas las señales se verifican para que no se ponga en riesgo ni la integridad de las personas y mucho menos los ecosistemas con que cuenta la entidad.
“Debemos recordar que el 40 por ciento del territorio en Campeche es Área Natural Protegida y esas son las zonas prioritarias de vigilancia; identificamos la zona forestal de Calakmul, la de Palizada y Candelaria, además de la zona de los Chenes”, puntualizó.
Recordó que el año pasado se tuvo el mayor incendio registrado en 20 años en la Reserva de la Biósfera de Los Petenes, donde se consumieron cinco mil hectáreas, de las cuales el 95 por ciento fue de pastos y vegetación.
Durante la temporada del 2017 se tuvo afectación en cinco mil 200 has. y en esta ocasión se enfocarán en evitar que se presenten incendios de gran magnitud para que la superficie afectada sea menor a la de años anteriores.

Información: Daniel Castillo / Fotografía: José D. Beytia