Piden atención urgente para guatemaltecos desplazados

37
Gobierno de Guatemala hace caso omiso
Representantes de organismos nacionales e internacionales denunciaron las precarias condiciones en que viven los desplazados de Guatemala.

Más de 450 personas desplazadas de Guatemala que están asentadas justo en la frontera, cerca de Candelaria, viven en precarias condiciones, lo que ha provocado el aumento de enfermedades y fallecimientos, por lo que piden el retorno provisional a su país de origen, así como el apoyo de parte del Estado para mejorar los caminos y así acceder a los apoyos que instituciones nacionales e internacionales les proveen, ya que no buscan asentarse en México, sino estar bien mientras les aprueban su retorno y reubicación.

En conferencia de prensa en conocido restaurante del Centro Histórico, representantes de diversos organismos nacionales e internacionales manifestaron su postura ante la situación precaria que viven las 111 familias de la comunidad “Laguna Larga”, que después del desalojo de sus tierras el dos de junio de 2017 continúan sin ser atendidos correctamente por el Gobierno de Guatemala o el de México.

Denunciaron públicamente que el Gobierno de su país no tiene la voluntad política para resolver esta situación y agradecen a México el apoyo de buena voluntad, pese a que aún hay cosas que faltan.

“Hemos sufrido por más de dos años crisis como enfermedades y todo eso, ante las condiciones de hacinamiento, siendo principalmente los niños los afectados, además las lluvias han dejado mucho lodo”, señaló Marvin Gonzalo Pérez, uno de los representantes de esta comunidad.

DESPLAZAMIENTO FORZADO

Por su parte Rubén Domínguez López, abogado del Bufete Jurídico de Derechos Humanos de Guatemala, quien lleva este caso y fue refugiado guatemalteco en los 80’s, dijo que desde entonces continúa el desalojo y desplazamiento forzado de sus conciudadanos, como el caso de la comunidad “Laguna Larga”.

Indicó que las 111 familias que se encuentran actualmente en territorio campechano son campesinos y que no buscan su asentamiento, sino que se encuentran luchando en la frontera desde hace 28 meses para obtener el retorno provisional por razones humanitarias.

Agregó que de manera legal se ha trabajado para tratar de resarcir el daño y garantizar sus derechos fundamentales, ya que a nivel nacional se han interpuesto acciones legales que la ley permite para esto, pero que el Gobierno de Guatemala hace caso omiso de estos llamados, mientras que ya se registraron ocho fallecimientos, abortos y las enfermedades mantienen asolada a la comunidad.

MEDIDAS CAUTELARES

Este caso también se está llevando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que actualmente da seguimiento a las medidas cautelares 412-2017, que fue otorgado en su momento a favor de la comunidad para garantizar su seguridad, integridad, vida y otros elementos necesarios para disfrutar los elementos necesarios que un estado pueda otorgarle, por lo que esta institución y el Gobierno mexicano buscan una solución definitiva.

En tanto que el doctor Joel Heredia, de Salud y Desarrollo Comunitario, dio a conocer que las condiciones de salud que han detectado las brigadas que han acudido a este lugar son alarmantes, ya que de los más de 400 guatemaltecos, más de una tercera parte son niños menores de 12 años que presentan bajo peso y talla ante la falta de una correcta alimentación, mientras que el resto de la población es afectada principalmente por enfermedades respiratorias que al no ser atendidas se vuelven mortales, lo que ha causado también algunos decesos.