Ni el cansancio, ni las fuertes temperaturas fueron un obstáculo para que creyentes católicos de todas las edades participaran en el tradicional Viacrucis viviente que inició en punto de las 09:00 horas en la Parroquia de Santa Ana, donde desde hace 56 años, se realiza esta representación cuyo objetivo es reflexionar sobre la pasión y muerte de Jesucristo.
El contingente recorrió la calle Argentina y las principales arterias del barrio; más de 800 personas acompañaron en su calvario a Jesús de Nazaret, entre cánticos, oraciones y lágrimas.


El contingente fue encabezado por el Obispo de Campeche, José Francisco González González, quien también caminó por las arterias del barrio santanero, al tiempo que exhortó a los creyentes a seguir en el camino de fe y devoción.
“Él dando su vida nos da el perdón y con su resurrección nos invita a nosotros también a resucitar, participemos pues con devoción en esta catequesis representada en la pasión del señor Jesucristo”, dijo.

CAMINO DE LA CRUZ
Durante la tercera estación, Javier Estrada Montejo, quien personificó a Jesús de Nazaret, cayó debilitado por el cansancio y la pérdida de sangre por la flagelación, sin embargo, se levantó para continuar su camino con la pesada cruz a cuestas, recordando que así que sin importar las adversidades con fe siempre se puede salir adelante.
Los soldados al ver su cansancio obligaron a un poblador llamado Simón a que tome la cruz para ayudar a Jesús, a este noble gesto de compasión se sumaron otras personas durante el recorrido santanero quienes a modo de penitencia o movidos por la fe hicieron más ligero el camino del nazareno hacia su trágico fin.
Durante todo el trayecto, los creyentes entonaron cantos y elevaron plegarias al creador. Las casas ubicadas al paso del contingente abrían sus puertas para ofrecer agua a los participantes; otros más ofrecían un poco de sombra, pues las temperaturas alcanzaron máximas de hasta 35 grados durante el mediodía.
Las personas de la tercera edad, con discapacidad y enfermos participaron en la procesión desde las puertas de sus casas y otras más apoyados del grupo de staff realizaron todo el recorrido en sillas de ruedas.

LOS PERSONAJES
Cansados pero llenos fe concluyeron con la representación más larga de la Semana Santa quienes dieron vida a los personajes principales; este año la responsabilidad de representar a Jesús recayó en Javier Estrada Montejo, de 33 años, mientras que la señora Verónica Zapata de Lastra fue la encargada de encarnar a la “Virgen María”.
El discípulo Juan fue personificado por Arturo Isaac García Cardozo, mientras que María Magdalena cobró vida a través de Karla Mex Manzanilla.
En total, el elenco estuvo conformado por 80 personas para los personajes principales, aunado a 100 extras, que por cuenta propia participaron vestidos de pobladores de Israel, fariseos y soldados romanos. Todos fueron coordinados por el maestro Fernando Manzanilla Zárate.
El staff fue integrado por 250 personas, entre voluntarios para delimitar la valla, personal de logística, protección civil y tramoyistas.

SALDO BLANCO
Conforme a lo previsto, se contó con la participación de la Secretaría de Seguridad Pública, la Dirección de Vialidad, la Secretaría de Protección Civil Municipal, Asesores Externos en Material de Protección Civil y personal de la Cruz Roja, quienes auxiliaron a una menor por golpe de calor.
En términos generales, el evento religioso se realizó en completo orden, de acuerdo con Rafael Huchín, coordinador del evento.
“Participaron 120 personas para conformar la valla que delimitó el espacio de los personajes, previamente fueron capacitadas en primeros auxilios para responder ante cualquier emergencia. También contamos con un camión de hidratación para los personajes y para quien lo necesitase, hemos concluido con saldo blanco el recorrido más importante la Semana Mayor”.
En cuanto a los elementos de vialidad, durante el Viacrucis solo se requirió de una patrulla con dos agentes que coordinaron el paso del contingente, en total, en todas las representaciones de las diferentes iglesias de la ciudad, se emplearon a 60 elementos de acuerdo con el oficial de vialidad, Héctor García Pantí.