Cuando Yalitza Aparicio recibió la llamada que confirmó su participación en Roma, la hoy considerada “Mejor Actriz del 2018” por la revista TIME pensó que se trataba de un asunto de tráfico de personas: “Eso de los castings no existe en Oaxaca, tampoco estudié actuación”, por lo que pidió ir acompañada por su mamá a la reunión con el ganador del Oscar, Alfonso Cuarón, y confirmar que sí se trataba de una película. Desde ese momento la vida de Yalitza cambió, ahora es una de las nominadas en la categoría de Mejor Actriz para la próxima entrega de los Gotham Awards en Nueva York, posó en una sesión fotográfica para la revista Vanity Fair y su nombre suena con grandes probabilidades de obtener el Oscar por su trabajo al dar vida a Cleo para la cinta con la que Cuarón revive su infancia en los años setenta.
“La verdad me da mucho miedo (el Oscar), no esperaba nada de esto, siento que es algo muy grande y de mucha responsabilidad, pero me hace feliz porque muchas personas están emocionadas por el simple hecho de que estoy hasta acá y que me digan que se sienten identificados e inspirados para salir adelante y lograr lo que sueñan, eso es lo que me motiva para estar aquí”, comentó Yalitza, vía telefónica desde Los Ángeles.
EL ORIGEN DE LA “ACTRIZ NATURAL
“Mi mamá lleva años dedicándose a esto, ella es trabajadora doméstica, desde muy pequeña me di cuenta del amor que le pone a su trabajo, aunque no fueran sus familias ella cuidaba a todos los niños como si fueran sus propios hijos, siempre trató con igualdad a todos. Cada vez que iba con mi mamá a su trabajo la veía con ilusión por lo que hacía y la ayudaba para que saliera más temprano”, recordó.
“En ocasiones a mí me tocó trabajar en algunas casas, hacía lo mismo que mi mamá, así que estaba completamente familiarizada con lo que tenía que hacer para la película, cuando supe que este papel era para dar vida a una trabajadora doméstica fue increíble, fue una oportunidad de hacer un homenaje a mi mamá y a todas las mujeres que hemos trabajado en las casas”, compartió la orgullosa oaxaqueña respecto a su origen.