Derrapan por esquivar un perro

7
El conductor de la motocicleta fue auxiliado por socorristas de la Cruz Roja

Una pareja fue valorada y trasladada al Hospital General por paramédicos de la Cruz Roja, al resultar lesionada luego de derrapar en una motocicleta por intentar esquivar a un perro, lo que provocó que el conductor perdiera el control y chocara contra un automóvil estacionado en la calle Calkiní.
Los hechos se registraron en Ciudad del Carmen, cuando los jóvenes transitaban a exceso de velocidad por la calle Calkiní a bordo de la motocicleta de la marca Dínamo tipo U-5, azul, con placa de circulación LDB6H del estado de Campeche. Al llegar al cruce de la calle Candelaria, se atravesó un perro y por tratar de esquivarlo, el conductor de la motocicleta perdió el control y se estrelló contra la parte trasera de un automóvil de la marca Mitsubishi, tipo Lancer, negro, con matrícula DHZ-9660 del estado de Campeche, el cual se encontraba estacionado.
Después del fuerte impacto, la pareja quedó tirada sobre el asfalto, donde el conductor resultó con dos dedos de la mano derecha fracturados y la mujer con una herida en el labio, por lo cual los vecinos al escuchar el estruendo salieron y auxiliaron a la pareja, y debido a las lesiones que presentaron dieron aviso al número de emergencias 911.
Minutos más tarde llegó una cuadrilla de socorristas de la Cruz Roja, quienes atendieron a los heridos y los abordaron a la unidad de emergencias para trasladarlos al Hospital General.
También arribaron elementos de la Policía Municipal y el perito en turno, quien se encargó de verificar el reporte y con base en el reglamento de Tránsito y la posición final de las unidades, determinó que el motociclista era el responsable por conducir a velocidad inmoderada.
Familiares de los lesionados decidieron llegar a un acuerdo para el pago de los daños ocasionados a la unidad afectada, por lo cual firmaron su desistimiento los involucrados, y con ello evitaron que el hecho fuera turnado al Ministerio Público. Los vehículos fueron llevados al corralón.

Información: José Solano