Se dice…

25
columna de opinión
En fin, un pleito más en Morena.

Que ya está declarada la guerra entre los líderes sindicales de ‘Corazón Valiente’, Manuel Bonilla Carrillo, y de los Tres Poderes, José del Carmen Urueta Moha. Ya la relación estaba fracturada desde la pasada huelga que el primero montó contra el ayuntamiento de Campeche, debido a la soberbia y prepotencia con la que actúa el presidente municipal.

Que en las negociaciones con el alcalde, Bonilla Carrillo fue marginado, y su lugar fue ocupado por Urueta Moha, junto con un enviado nacional, que fueron los que se sentaron a hacer tratos para levantar la huelga. El principal actor del paro laboral solo fue espectador y finalmente acabó por hacerse a un lado y levantar la protesta.

Que ahora es Bonilla el que acusa a Urueta de haberlo traicionado, de haber acordado con el alcalde su destitución al frente de ‘Corazón Valiente’, además de que le representa una amenaza en la próxima elección de la directiva del sindicato de los ‘Tres Poderes’ .

Que la respuesta de Urueta es que no le tiene miedo a Bonilla, y que incluso se siente seguro del apoyo que recibirá de los trabajadores y delegados de los municipios para seguir al frente del sindicato que agrupa a la mayor parte de obreros al servicio de los poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo. Esta historia seguramente dará para mucho más. Lo que llama la atención es que en esa guerra de intereses está en juego la situación de cientos de obreros, que solo quieren que los sindicatos defiendan sus intereses.