Lo más comentado…

16

Que ni bien había llegado a Ciudad del Carmen el candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés cuando ya su visita había causado controversia, polémica, enojo y críticas. Y lo peor es que se debió a errores, desatinos de quienes coordinaron su visita a la isla, un evento que lució desangelado, con cientos de acarreados que fueron a aplaudirle al joven presidenciable.

Que la primera pifia, muestra de soberbia, ineptitud y prepotencia corrió a cargo del alcalde carmelita, Pablo Gutiérrez Lazarus, quien por tratar de quedar bien con Anaya Cortés mandó a cortar las estructuras metálicas que sostienen los tableros de basquetbol en la Unidad Deportiva “Guillermo Padilla”.

Que de inmediato le llovieron críticas al también candidato del PAN que busca la reelección, puesto que tuvo la desfachatez de enviar brigadas del Ayuntamiento para quitar las estructuras, por considerar que le estorbarían al candidato Anaya Cortés. No hay justificación para algo así que daña los espacios públicos a donde acuden decenas de deportistas a diario, solo por un capricho.

Que la otra pifia de la visita estuvo a cargo de los panistas, quienes por poco olvidan invitar a su evento a la dirigencia estatal del PRD. Cabe recordar que aunque en lo local están agarrados del chongo, a nivel nacional forman la alianza que postula a Anaya. Los perredistas no acudieron porque les notificaron tarde, y no quisieron mezclarse con los azules. Así de unidos quieren llegar a la Presidencia.