Sigue sin repuntar la captura de pulpo, aseguran pescadores

13
Pescadores exigen ubicar a los depredadores que siguen saliendo de otros puntos que no son autorizados como refugios pesqueros y que se les ve buceando el producto

Durante las dos primeras semanas de captura de pulpo, los pescadores ribereños anunciaron que sigue sin repuntar la cantidad de producto que se trae, lo cual afectará el precio en pie de playa.
Solicitaron a las autoridades reforzar los operativos, dado que usan artes prohibidas como el buceo, hecho que perjudica a quienes sí cumplen con la normativa.
Pescadores de los refugios pesqueros del malecón y la colonia 7 de agosto, coincidieron en señalar que el clima les ha ayudado a incrementar los niveles de captura, aunque esperan que, como cada año, para finales de agosto y principios de septiembre el producto esté ya en su talla para poder sacar más kilos.
“Ya en esta semana hay embarcaciones que regresan con más de 20 kilos, hay compañeros que sacan un poco más, el problema sigue estando mar adentro, porque los buzos están capturando al pulpo que todavía no da la talla oficial que es de 11 centímetros como está acordado”, destacó Ricardo Koh, pescador.

VENTAS
Por el momento los precios se han mantenido variables, pues se mueven de acuerdo a los niveles de captura y la demanda que existe, por lo que a pie de playa se puede encontrar entre los 80 y los 120 pesos, dependiendo del lugar en que se adquiera, ya sea con los permisionarios o con pescadores independientes.
De acuerdo con información proporcionada por los pescadores, la venta a pie de playa está segura, pues al menos aquí en la ciudad hay una empresa que se dedica a la exportación del pulpo maya, y en ocasiones vienen empresarios de otros municipios o de Yucatán y Quintana Roo para llevárselo.

SOLICITAN APOYO
Hicieron un llamado a las autoridades para continuar los operativos de inspección y vigilancia en tierra y mar, para tratar de ubicar a los depredadores que siguen saliendo de otros puntos que no son autorizados como refugios pesqueros y que se les ve buceando el producto.
“Es fácil detectarlos, siempre andan en camionetas y en grupos de hasta 10 ó 15 personas, esos no salen de San Román ni del malecón, los bajan cerca de los muelles o en lugares bajos para llevárselos en las lanchas y dejarlos buceando, eso es lo que más perjudica a los que trabajamos legal”, señalaron.
Comentaron que, en el caso de los pescadores que llevan producto a sus casas para venderlo ya cocido en los pulpomóviles, esta semana se incrementaron las ventas con la regulación de los precios.
Por el momento los precios se han mantenido variables, pues se mueven de acuerdo a los niveles de captura y la demanda que existe, por lo que a pie de playa se puede encontrar entre los 80 y los 120 pesos, dependiendo del lugar en que se adquiera, ya sea con los permisionarios o con pescadores independientes.

Información: Daniel Castillo