Permanece activo incendio en reserva natural de Balamkú

93
El incendio activo que compromete la reserva de Balamkú se ubica en una zona conocida como El Silencio, en Escárcega.

Al informar que permanece activo el incendio forestal en la reserva natural de Balamkú, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Campeche informó que en lo que va de la temporada de incendios forestales en el Estado se han registrado un total de cinco, todos en la zona Sur.
Román Gómez Flores, enlace de Incendios Forestales de la Conafor en Campeche, detalló que de los cinco siniestros que se han combatido en la región, cuatro han sido han sido sofocados y sólo uno se mantiene activo en el área natural protegida de Balamkú.
Recordó que los tres primeros siniestros comenzaron el pasado 27 de febrero en las zonas de la Laguna del Teniente, así como en Balamkú y Balamkú II, el Balamku III, éste último a mediados de marzo y fue liquidado apenas los primeros días de este mes.
“El incendio que se encuentra activo por el momento, se encuentra ubicado en una zona conocida como El Silencio, en el municipio de Escárcega, en el cual están participando un total de tres combatientes de Conafor, diez del Gobierno del Estado y tres voluntarios que siguen trabajando”, destacó.
Gómez Flores detalló que de los cinco incendios que se han presentado en esta temporada de secas, en dos de ellos, incluyendo al activo, se encuentran recopilando toda la información sobre la superficie siniestrada, mientras que en tres de los que ya fueron liquidados en su totalidad el reporte indica que se afectaron 308.8 hectáreas.
Destacó que los ecosistemas a la Península de Yucatán, en especial los de Campeche, son muy vulnerables a los incendios forestales, por lo que la presencia del fuego suele ser muy dañina, debido a que la vegetación puede tardar muchos años para que se recuperen.
El funcionario federal hizo un llamado a la población para que en caso de detectar cualquier incendio forestal que ponga en riesgo el ecosistema o la integridad de las personas, se comuniquen de inmediato a la propia dependencia federal, a las oficinas de protección civil municipales o al número de emergencia 911 para actuar lo antes posible.
Misma situación para los productores que realicen el proceso de quemas agrícolas de acuerdo al calendario emitido por la Secretaría de Desarrollo Rural, a fin de que tomen todas las precauciones que ya les fueron proporcionadas a través de capacitaciones, y así no afectar otras plantaciones.
“Hay que tomar en cuenta la diferencia entre los incendios urbanos y los forestales, en el primer caso sucede en maleza, camellones o lotes baldíos y los atiende el Cuerpo de Bomberos, mientras que los segundos, nosotros”, finalizó.