Layda sigue sin justificar los gastos facturados al Senado

30

Aunque la senadora campechana Layda Sansores Sanromán ha intentado justificar, sin lograrlo, los gastos por más de 700 mil pesos que facturó al Senado por gastos personales, señalando que los destinó para organizar fiestas navideñas durante los seis años que duró su labor, así como reuniones para su equipo de trabajo y que los alimentos fueron donados en actos relacionados con su labor legislativa.
Luego de que el noticiero estelar de Televisa presentó una investigación que reveló facturas de las compras que la senadora con licencia y candidata a la alcaldía de Álvaro Obregón por la coalición “Juntos Haremos Historia” hizo y cargó al Senado, bajo el rubro de “gastos legislativos”, Sansores pidió, a través de Twitter, una oportunidad para dar su versión.
Más tarde, dio a conocer una carta en la que sostuvo que “bajo ningún concepto reconoce” los señalamientos que se le hicieron en el noticiero En Punto. También subió a las redes sociales videos de trabajadores de intendencia del Senado, quienes aseguraron haber recibido regalos y dinero en efectivo de parte de Sansores.
Layda Sansores se consideró víctima de calumnias. Incluso, la candidata a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, subió a su cuenta de Twitter la carta de Layda Sansores y calificó el trabajo presentado en En Punto como una infamia.
De acuerdo con información de Televisa, en las copias de las facturas que Layda Sansores entregó al Senado de la República para comprobar sus gastos legislativos, aparece la compra de una estufa por cinco mil pesos. La compra se realizó el 12 de junio de 2017, una fecha muy lejana al fin de año.
El 30 de septiembre del año pasado, compró en una tienda departamental diversos artículos para el hogar; pagó 40 mil 366 pesos y fueron facturados, con su Registro Federal de Contribuyentes (RFC) personal. Este documento lo entregó al Senado para que le reembolsaran el dinero que gastó, y se le devolvió la cantidad completa.
El 2 de noviembre de 2016 compró una silla Luis XVI de terciopelo, plateada, que costó dos mil 131 pesos, más dos sillas de acrílico y de plástico transparente de dos mil 193 pesos cada una; en las celebraciones navideñas no se rifaron.
El 27 de agosto de 2016 adquirió tela para cortinas por 18 mil 648 pesos y las facturó al Senado y el 30 de septiembre, compró ropa para dama y caballero, incluida una pijama. El 10 de octubre de 2016, en un supermercado de Campeche, compró cuatro conchas sin azúcar y también las facturó al Senado.
El atuendo alusivo a los 43 normalistas de Ayotzinapa, que se mandó confeccionar, por el que se pagaron 22 mil 185 pesos, tampoco entró en los artículos que se rifaron en los festejos, pues en una fotografía aparece luciendo el vestido y la mascada.