En espera, fallo de la SCJN para agricultores

94

La delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) sigue en espera del resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el caso de la soya transgénica en Campeche, declaró en entrevista su titular Pedro Armentía López.
Recordó que el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasica) revocó el permiso que le había otorgado a la empresa agroindustrial Monsanto para la liberación de la comercialización, distribución y siembra de transgénicos.
“Hemos sido respetuosos de esa decisión y en la delegación Sagarpa lo que estamos haciendo por los productores maiceros locales es apoyarlos como nunca”,
advirtió.
En ese sentido, Armentía López habló del programa VIDA que es un mecanismo de estrategia de reconversión de maíz, donde se les otorgó apoyos para cerca de 21 mil hectáreas, cuando antes, a través del Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF) se cubrían 14 mil 900 hectáreas.
“Pero hay que decirlo como tal, se invirtieron 35 millones de pesos en el cierre del año 2017 para respaldar la producción maicera donde cada productor recibió mil 500 pesos por hectárea registrada”, recordó.
A la fecha se sigue incentivando para que los agricultores campechanos le sigan apostando a la siembra del maíz y demás granos básicos, acciones que han beneficiado a los productores agrícolas del Camino Real y Los Chenes, estos últimos en las localidades de Iturbide, Dzitbalchén y de La Montaña, en Hopelchén.
Para la región de La Montaña se apoyó con el PIMAF a los pequeños productores y ahora se trabaja con el programa VIDA para quienes tienen más de tres hectáreas de tierras.
A los productores con mayor capacidad de siembra se les otorga paquetes tecnológicos dado que el objetivo del programa VIDA como la reconversión, es incrementar la productividad, y quienes sacan más de tres toneladas por hectárea se busca que incrementen de cinco a seis toneladas del grano.