Dispendio de Layda Sansores es ejemplo de corrupción: Legisladores

19
El diputado Javier Francisco Barrera Pacheco, en uso de la tribuna legislativa

El tema de las facturas emitidas por la senadora con licencia, Layda Sansores Sanromán, sigue dando de qué hablar y ahora provocó el enfrentamiento entre los diputados del PRI, Javier Francisco Barrera Pacheco, Eduardo Arévalo Muñoz, en contra del diputado de Morena, Daniel Sánchez Barrientos, quien no pudo dar respuesta clara a las acusaciones sobre quien ha llamado él mismo “su madrina política”, a quien acusaron de lucrar con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.
Inició el debate Javier Francisco Barrera Pacheco, quien acusó a la senadora del PT con licencia de exponer el nombre de Campeche a nivel nacional e internacional con temas relacionados con la opacidad y el mal manejo de los recursos públicos, al facturar más de 700 mil pesos en temas personales excesivos.
Retó al diputado local de Morena, Daniel Sánchez Barrientos a ocupar los cinco minutos que le corresponderían de réplica para explicar a detalle el dispendio de Sansores Sanromán, pidiéndole que evitara mencionar que las acusaciones se trataban de una guerra sucia “orquestada por la mafia en el poder”, porque nadie le creería.
“Lamentamos mucho que una campechana sea mencionada a nivel nacional hoy como ejemplo de corrupción y como ejemplo del abuso cotidiano de los recursos públicos. Me refiero a Layda Sansores que dice combatir los malos manejos de recursos, pero que en la realidad ella es la que hace mal uso de los recursos públicos”, acusó.
Entre las acusaciones lanzadas por Barrera Pacheco estuvo el dispendio en la compra de tintes para cabello, maquillajes, almohadas, cafeteras de más de 30 mil pesos, licuadoras de 14 mil pesos y hasta juguetes para los nietos, entre los que se encontraba una muñeca de cuatro mil pesos.
En respuesta, Daniel Sánchez Barrientos atinó a decir que en el partido en el que milita, se acostumbra que cada quien responda por sus acciones, limitándose a señalar que en su oportunidad, a través de redes sociales, la senadora con licencia, quien ahora compite por la alcaldía de Álvaro Obregón en la Ciudad de México, dio respuesta a estos señalamientos.
Para no dar explicaciones sobre los señalamientos contra Sansores Sanromán, intentó hablar sobre un tema diferente, enfocándose a los recursos que reciben los legisladores locales y el proceso de comprobación, lo que le valió una amonestación por no respetar lo establecido en la Ley Orgánica del Congreso, al faltarle al respeto a la presidenta de la Mesa Directiva.
Fue el diputado Eduardo Arévalo Muñoz quien retomó el tema del dispendio en la facturación reportada ante el Senado, exigiendo que Layda Sansores Sanromán subaste el vestido y accesorios de diseñadora, reportado en más de 22 mil pesos, para que el recurso sea entregado a los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, “pues está lucrando con su imagen”.
Acusó que el diputado de Morena en reiteradas ocasiones ha utilizado la Tribuna Legislativa para ofenderlos y para exigirles que den respuesta sobre temas que le competen al Poder Ejecutivo, por lo que ahora cae en una contradicción al no querer responder por los actos de quien llama “su madrina política”.
“Me parece inhumano y una burla que se use en un vestido la imagen de los estudiantes y se lucre con ese tema de las desapariciones, definitivamente Layda y su gente son del tipo que pegan con la izquierda y cobran con la derecha”, sentenció.
Para concluir su participación, Arévalo Muñoz hizo un par de recomendaciones para Sansores Sanromán, señalando en primera que en estos casos es mejor quedarse con la vergüenza y guardar silencio; y en segunda, que a su decálogo de No Mentir, No Robar y No Traicionar, le agregue el No Facturar caprichos personales en nombre del pueblo de México.

Información: Daniel Castillo