Campeche, tercer mejor Estado en abatimiento de pobreza alimentaria

22

ENTREVISTA

Por: Daniel Castillo / Fotografía: José D. Beytia

De acuerdo con el último reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Campeche logró reducir la pobreza extrema alimentaria, al pasar de 59 mil a 35 mil habitantes en esa situación, que coloca este indicador en un 3.8 por ciento de la población estatal total.
Así lo reveló el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en la entidad, Jorge Salim Abraham Quijano. Destacó que con estos resultados el Estado se califica como la tercera mejor entidad en el abatimiento de la pobreza alimentaria del país, gracias a las políticas implementadas por los gobiernos estatal y federal.

¿Cuál es el panorama en Campeche respecto a la pobreza alimentaria?
Ha sido uno de los principales temas y componentes de la política social, tanto del presidente Enrique Peña Nieto como del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas. Se han hecho trabajos precisos y coordinados entre los diferentes órganos de gobierno para combatir esta carencia e implementar acciones efectivas que permitan tener avances en esta materia.
De acuerdo con el Coneval, Campeche se encuentra en un rango aproximadamente de 35 mil personas en pobreza extrema alimentaria, que representa una disminución importante según el último estudio del 2014 al 2016 que levantó este instituto; pasamos de 59 mil a 35 mil personas en esta situación.

¿En qué situación nos colocan estas cifras emitidas por el Coneval?
Actualmente cerca del 3.8 por ciento de la población se encuentra en este rubro de pobreza extrema alimentaria.
A final de cuentas esta condición depende de diferentes factores, como la difícil situación económica que se vivió en el 2015 a raíz de los precios del petróleo y que afectaron directamente al municipio de Carmen. Esto influyó mucho en el poder adquisitivo de la gente, en la línea del bienestar y del ingreso, que impacta directamente la alimentación.
¿Qué acciones se tomaron para revertir estos efectos negativos?
Se buscó, sobre todo durante el ejercicio presupuestal del 2016, la apertura de comedores comunitarios de la Sedesol en todo el Estado; se logró gracias a la gestión del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas.
Hay que reconocer que hay una fuerte labor de coordinación con el Estado, a través del Sistema DIF Estatal, ya que tienen alrededor de 420 espacios de alimentación en toda la entidad. Complementamos esas acciones con los comedores comunitarios de Sedesol; pasamos de nueve espacios que teníamos en 2013, a cumplir el compromiso de 60 comedores en operación en los 11 municipios en el 2018.

¿Cuántas personas se benefician con la operación de estos espacios?
Los 60 comedores brindan atención diaria a más de seis mil 175 personas en los 11 municipios, lo cual representa al mes más de 185 mil raciones de comida servida en dos turnos, el desayuno y la comida. Representa una derrama económica para el Estado porque es un subsidio del Gobierno Federal, otorgado a través de Diconsa, con un abasto mensual de tres millones 600 mil pesos.
Cada comedor recibe entre 57 mil y 65 mil pesos en productos de canasta básica para preparan los alimentos.

¿Coordinan acciones con las instancias estatales para potencializar los resultados de las estrategias?
Trabajamos mediante la Estrategia Nacional de Inclusión, de la mano con diferentes órganos de gobierno de varias dependencias. Por ejemplo, seguimos las acciones que realiza el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Educación, para apoyar en el programa especial de Escuelas de Tiempo Completo que brinda desayunos calientes a 30 mil niños.

¿Qué lugar ocupamos a nivel nacional en política de desarrollo social?
Somos la tercera entidad con el mayor número de personas que tienen acceso a los servicios de educación, seguridad y salud.
Se han tenido avances concretos, estamos por debajo de la media en términos de carencias o de necesidades; más de 37 mil personas salieron de la pobreza extrema durante los primeros tres años de la administración del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, lo que representa el 4.4 por ciento de la población.

¿Cuántas personas se encuentran por debajo de la línea de bienestar?
La línea de bienestar mínima, en la zona urbana, es un ingreso de mil 242 pesos y de dos a tres carencias. Actualmente hay 61 mil campechanos en esa posición y representan el 6.7 por ciento de la población; este es el índice que se logró reducir.
En el caso de la línea de bienestar general, que son 2 mil 542 pesos de ingresos por persona, existen alrededor de 343 mil habitantes.