Alrededor de 30 especies de aves podrían desaparecer en el Estado

1372

Cerca de 30 especies de aves que habitan en Campeche se encuentran en riesgo de desaparecer en 10 años, debido a la destrucción de su hábitat, así como a la caza y al comercio ilegal de la fauna silvestre, entre otros factores.
El coordinador del programa Aves Urbanas de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en la entidad, Marco Celis Saavedra, destacó que de las mil 100 especies de aves existentes, Campeche cuenta con 489, es decir, cerca del 50 por ciento.
Lamentó que debido a la depredación, así como a las actividades marítimas, quemas agropecuarias, entre otras acciones que modifican su hábitat, varias de estas aves se encuentran en riesgo, tales como el Cardenal rojo, el Jabiru, Jilguero, Siete Colores también llamado Azulejos y el Loro cachetes amarillos.
“Hay un desplazamiento cada vez mayor. Un charco de agua representa su centro de vida, es el sitio donde ellos llegan a alimentarse, entonces si nosotros tapamos, quemamos o modificamos estos espacios, destinamos a esas especies a la muerte. Ellos tienen una lucha frontal ante este cambio climático, con condiciones que ya no son propias de su especie”. De acuerdo con información proporcionada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), entre las especies de aves que han sido protegidas por la Norma Oficial Mexicana 059 se encuentran el Loro yucateco, Loro nuca amarilla, Loro frente blanca, Perico pechisucio, Pavo ocelado y Mariposo.
Al respecto, Celis Saavedra señaló que en peligro de extinción se encuentra la Garza blanca ya que actualmente solo existen 300 ejemplares. Durante el 2017, solo fueron observados 5 ejemplares en la Entidad, dos de ellos en la caseta de cobro hacia Champotón y otros han sido observados en Quintana Roo y Yucatán.
Añadió que cada vez es más difícil ver este tipo de especies en la ciudad; por ejemplo, el Tucán se ha visto mayormente en Zoh Laguna, Calakmul, pero en menor volumen.
Reveló que a diario se observan menos ejemplares y que anteriormente las personas podían hallar todo tipo de aves incluso en el patio de sus casas, pero ahora se han desplazado a las zonas de Champotón, Hopelchén y otros municipios.
Advirtió que los puntos rojos en el tema de la caza de estas especies están en el poblado de Hampolol y en San Francisco de Campeche, ya que en la ciudad capital se ha detectado a personas que trasladan estos ejemplares en las unidades de transporte público para acudir a la ciudad, donde se comercializan estas aves.
Agregó que en redes sociales hay espacios destinados a solicitar y ofertar estas especies.

URGE PUGNAR POR LEYES MÁS ESTRICTAS EN ESTA MATERIA

El Cardenal rojo, una especie rara en la entidad

Por ello, el coordinador del programa Aves Urbanas de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en la entidad, Marco Celis Saavedra, dijo que es indispensable pugnar por leyes más estrictas que castiguen este delito.
También se impulsa la capacitación de los cuerpos policiacos para que contribuyan a combatir la comercialización de especies en peligro de extinción.
“Se promueven leyes más estrictas y empezar a capacitar a los cuerpos policiacos para que nos ayuden en los retenes para evitar la comercialización de estas especies en peligro de extinción. Es ahí donde nosotros queremos entrar a apoyar para empezar a sensibilizar un poco más y que la ciudadanía nos ayude”, expuso.
Relató que quienes se dedican a esta actividad utilizan estrategias como encerrar a un macho en una jaula para que llame a los demás y puedan atraparlos, para posteriormente establecer criaderos y venderlos.
“Nos hemos topado con algunos cazadores furtivos que llevan jaulas llenas, es una actividad que ellos tienen de antaño, por tradición saben cómo cazarlos”, exteriorizó.
Ante esta situación, exhortó a los ciudadanos a no adquirir animales de este tipo, principalmente si están protegidos o en riesgo de extinción, ya que las aves son bioindicadores de la salud del medio ambiente, ayudan al equilibrio de la naturaleza, controlan plagas e incluso a reforestar.
Expresó que la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) envía catálogos de forma trimestral, no solo de las aves que están protegidas sino de toda la biodiversidad, y los voluntarios que se encuentran en todo el país contribuyen con la información para saber el comportamiento de los mismos. De esta manera es que se reporta la cifra de ejemplares de las diferentes especies que observan por año y en qué zonas.
“En Campeche, de las 489 especies que tenemos, cerca de 30 podrían desaparecer en unos 10 años si seguimos cazándolas y comerciándolas”, expuso.
Aclaró que la Conabio proporciona un semáforo de las especies que se encuentran en peligro de extinción, las que están en amenaza y las que están en riesgo, ya que aunque todas son importantes, algunas de ellas son las que más se comercializan y es por ello que se les debe poner especial atención.

Información: Lorena García