Recurren a casas de empeño

8
En los últimos días, las casas de empeño han sido abarrotadas de pignorantes.

Por: Rosendo Balán Caamal

CALKINÍ.- Debido a la difícil situación económica, numerosas familias recurren a las casas de empeño con la finalidad de obtener recursos para solventar diversos gastos, al elevarse el costo de diversos productos, así como la compra de vestuarios que requieren los niños para los festivales navideños que se aproximan, dejando sus pertenencias de valor, como prendas de oro y electrodomésticos.
En un recorrido por las diversas casas de empeño ubicadas en la cabecera de Calkiní, así como en las juntas municipales, se observó que el número de pignorantes ha incrementado notablemente en estos últimos días.
Algunos clientes señalaron que el alza a los precios de los productos básicos, aunado a otros gastos, no pueden solventarlos con el bajo salario que perciben, y no les queda de otra que recurrir a estas casas de empeño.
Adalberto Calán Cob, Marco Antonio Cauich May, y Salvador García López dijeron que “estas casas de empeño son nuestras tablitas de salvación, pero los intereses son muy altos; sin embargo, por la necesidad tenemos que dejar nuestras pocas pertenencias”.
En estos sitios manejan diversas tasas de interés, ya que depende del monto y el tiempo que los pignorantes tardarán en pagar el préstamo.
Cabe señalar que en diciembre, enero, junio y julio es cuando se registra una mayor demanda.
En La Buena Fe, ubicada en la calle 22 por 19, cobra interés del 10 por ciento al mes y da facilidades para que el pignorante pueda recuperar sus artículos, reportando el motivo del atraso de sus pagos.