Un centinela de la patria

84

El Ejército Mexicano es la rama terrestre de las Fuerzas Armadas de México que depende de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y se encarga de defender la soberanía del país, así como de ayudar a proteger la seguridad de sus habitantes. En contadas ocasiones podemos saber de cerca la vida tenaz y valiente que llevan estos elementos, como el caso del General Brigadier Diplomado Estado Mayor, Juan José Juárez Ramos, Jefe de Estado mayor de la 33a. Zona Militar, quien asegura “es un orgullo servir día y noche a México”.

¿Qué significado tiene ser militar?
Nosotros somos ciudadanos que venimos del pueblo, que hemos tomado la decisión de abrazar la carrera de las armas en beneficio de la nación. Como militar es un orgullo servirle a la patria, a la sociedad, prestar nuestros servicios día a día para que México tenga un lugar tranquilo y la ciudadanía viva en un México en paz y podamos desarrollarnos como nación, podemos ser un solo país desarrollado que mantenga su soberanía garantizando la seguridad de cada mexicano.

¿Cómo ha sido su historia dentro del Ejército Mexicano?
En el Ejército Mexicano voy a cumplir 35 años, orgullosamente. Ingresé cuando tenía 15 años como cadete en el Heroico Colegio Militar, he participado en mis promociones desde el grado de subteniente hasta el de General Brigadier, he estado destacamentado en unidades y dependencias del Ejército en todo lo largo y ancho del territorio nacional e inclusive me he permitido representar al país en diversos foros como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea, por mencionar algunos; siempre defendiendo a la nación.
Incluso nos han invitado a representar al país y dar conferencias en varias naciones para dar pláticas sobre diversos temas como derechos humanos, derecho internacional humanitario, misiones de paz, protección civil, la aplicación del Plan DN3C, que en este rubro somos líderes. El Ejército Mexicano lidera en varias naciones y es un ejemplo a seguir como un protocolo para apoyar a la ciudadanía cuando se presente un fenómeno o perturbadores de diversa índole o naturaleza y que requiera nuestra asistencia.

¿Cómo ha sido la entrega a la profesión?
La vida del militar sí es difícil porque dejas atrás familia, amistades, entidades, para trasladarte a donde te requieran y puedas entregarte día a día a cumplir las diversas misiones y tareas que te encomienden; pero siempre lo hacemos con corazón, con disciplina, porque es un orgullo servir día y noche a la sociedad que nos necesita. Todos los que formamos parte de esta institución y que vestimos el uniforme de la patria permanecemos inalterables en la constante e irrenunciable práctica de la lealtad con honor, porque es virtud que guía la conciencia individual y colectiva hacia la sensatez y la convicción del bien común.

¿Cuál sería el mensaje a las nuevas generaciones?
Los niños y los jóvenes de ahora requieren de muchos valores, requieren de una buena dirección para que puedan constituirse como ciudadanos que le sirvan al país. El mensaje que les podría dar a ellos y a sus padres es que los motiven a seguir estudiando, a seguirse preparando para un futuro mejor, la base del desarrollo de México es la educación, disciplina, es enseñarlos a valorar lo que les rodea.
En cuanto al medio castrense les puedo decir que deben tomarlo en cuenta para servir a la patria, todos cuando crezcan y cumplan 18 años tienen el deber de integrarse a la carrera de las armas a través del Servicio Militar Nacional, ahí aprenderán valores castrenses como el patriotismo, la lealtad, el honor, la dignidad, necesarios para servir a la patria y que en su día a día los van a necesitar. Digan no a las drogas, no se dejen convencer por los ciudadanos malos que los llevan a la delincuencia o al consumo de las drogas, o a la violencia, aprendan y decidan ser mejores ciudadanos leales y patrióticos a este México que tanto nos necesita.