Fe y devoción por Cristo Rey

14
Cientos de feligreses festejaron al Cristo Rey, Rey de los Cielos.

Adriana Quijano García

Alrededor de 300 personas celebraron al Cristo Rey en las parroquias del Cristo Negro, Señor de San Román, y en el Sagrado Corazón de Jesús, en Jardines, donde luego de la misa, salieron en procesión por las calles llevando a cuestas la sagrada imagen.
La iglesia de San Román lució repleta de feligreses y por tratarse en esta ocasión de un evento especial, los niños tuvieron la oportunidad de tocar la imagen de Cristo Rey y decir sus plegarias.
La misa comenzó a las 19:00 horas donde se dio a conocer el origen de esta celebración, una de las más importantes dentro del Calendario Litúrgico al ser instaurada por el Papa Pio XI en diciembre de 1925.

Momento en que suben la corona para colocarla al Cristo Negro.

El párroco Martín Mena Carrillo dijo que la solemnidad de la fiesta en honor al Cristo Rey marca el fin del Año Litúrgico y el inicio del Adviento, por lo cual los fieles deben acercar su corazón al señor y orar.
El Cristo Negro bajó de su altar no solo para la procesión, también para ser coronado frente al pueblo como el Rey de los Cielos que es, acto encabezado por el niño Mario Alberto Fuentes Urdapilleta, quien con solo 7 años de edad y por su constancia en las clases de catecismo, tuvo el privilegio de portar la Corona del señor y entregarla.
Luego de la procesión hasta los límites del Santuario de San Román, el Cristo Negro quedó al pie de su altar para que los niños pudieran acercarse a él.
Cabe destacar que los adultos fueron exhortados a retirarse joyas o prendas que pudieran lesionar la madera de la imagen, y posteriormente se acercaron una vez más al Rey.
El Santuario de san Román no fue el único sitio donde se celebró al Cristo Rey, a la par se desarrolló esta liturgia en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús también con una procesión con la asistencia de 60 fieles quienes acompañaron a la sagrada imagen por las calles de la colonia Jardines y luego asistir a misa en las afueras del templo.