Libertad Ampudia/México

A unos días de su cumpleaños 82, Armando Manzanero aseguró que se siente completo y lo único que le falta es tiempo para seguir disfrutando de la música, carrera a la que hoy suma un nuevo material discográfico: Tengo permiso.
“Suena un poco ostentoso, pero lo único que me hace falta es más tiempo, porque en realidad todo lo logro, todo lo realizo. A estas alturas de la vida, sacando cuentas, me va muy bien. Aquí está este disco”, mencionó durante la presentación de su nuevo material.
Con una velada de anécdotas y música en vivo en la histórica Casa de los Azulejos, fue como el compositor presentó su nueva grabación.
“Estamos ante la presentación de un disco a la antigua, como se hacían antes, no hay que pasar por tantos filtros”, dijo.
Destacó que la música de Tengo permiso es de su autoría, mientras que la letra pertenece a José Antonio Ceballos Rivas (su otorrinolaringólogo).
Al respecto, sostuvo que fue fácil realizar el trabajo por la gran amistad que existe entre ambos.

El compositor posó con los cantantes que lo acompañan en el disco.

“Cuando están bien escritas las canciones o cuando están dentro del estilo de uno no es complicado, a veces sí es difícil cuando la persona que escribe no lo hace en la onda de uno; pero con el Dr. Ceballos sale solito”, expresó.
Contó que conoció a Ceballos en Mérida, fue su hijo Juan Pablo Manzanero quien se lo presentó, en una ocasión que necesitaba acudir al doctor.
“La historia es muy bonita. Ya cuando empiezo a conocerlo de cerca me encantan su escritura y sus letras”, contó.
Y añadió: “En ese entonces, pasaba un momento difícil emocionalmente, porque no tenía a la persona que tanto amaba a mi lado, y tal parece que el doctor adivinó esa situación y las canciones que me escribía tenían toda la fuerza emocional que a mí me hacía falta”.
Luego, el cantautor subió al escenario a entonar “Sin noticias”.
“Esta canción es de hace mucho tiempo, pero me dio por grabarla otra vez”, mencionó antes de comenzar a recitar el primer verso.
Y segundos antes de dejar el micrófono, destacó que el material discográfico rescata “el talento de grandes cantantes mexicanos”, pues reúne a ocho voces invitadas, incluyendo la de su hijo Juan Pablo.
Después Jorge Ortiz lo relevó para cantar “El sueño azul”; y le siguieron Sandy Domínguez con “Te hace falta”, Gil Rivera con “Hoy te quiero” y Karen Espiru con “Saco cuentas”.
Más adelante, un caluroso aplauso recibió a Juan Pablo Manzanero, quien interpretó “Tengo permiso”.
Aunque antes de comenzar, volteó a ver al maestro y expresó: “Padre, muchas gracias, estoy muy contento”. Luego miró al público: “Espero les guste este tema que me dieron la oportunidad de interpretar”.
Arantxa concluyó el espectáculo con el tema “Lo que sea”, que en el disco se suma a “Me acostumbré” que interpreta Carlos Cuevas y “Me desespero” en voz de David Cavazos.
La cantante comentó: “He aprendido a estar en tiempo, a relajarme; grabar con él en el estudio no es fácil, cantar con el atrás no es fácil”, dijo mientras miraba al compositor.
“Es un gran mentor, yo tengo mucho que agradecerle, te dice las verdades, te regaña. Me ha dado muchos consejos musicalmente”.

Milenio Diario