Acciones que salvan vidas: reducen la cifra de suicidios

237
Luis Miguel López Cuevas, Coordinador de Salud Mental del estado.

ENTREVISTA A: LUIS MIGUEL LÓPEZ CUEVAS

Por: Anabel Martínez López

 

Con un 10 por ciento menos en comparación de 2017, la Secretaría de Salud cerró con 69 suicidios el 2018, por lo que las acciones para prevenir estos incidentes continuarán reforzándose este año, sobre todo en el municipio de Tenabo, que por tasa poblacional se convirtió en primer lugar con tres decesos registrados.

De acuerdo con el coordinador de Salud Mental del Estado, Luis Miguel López Cuevas, la población más vulnerable es la que se encuentra en edad productiva (de 19 a 45 años), y de ésta son las mujeres quienes más lo intentan, pero son los varones los que más lo concretan.

Así, a través del programa de Salud Mental que se tiene en el Estado, se trabaja en coordinación con diversas instituciones como la Secretaría de Educación para difundir información, concientizar a la población estudiantil y difundir líneas de apoyo para los adolescentes, así como otras acciones con empresas socialmente responsables para cuidar de la salud mental de los trabajadores, entre otras.

 

¿Cómo inicia este año la prevención del suicidio?

En general con muy buena estadística, en números preliminares cerramos el 2018 con 10 por ciento menos, gracias a las estrategias que se aplican desde 2015, tan es así que en lo que va del año el decremento es de un 25 por ciento en comparación con el año pasado, con tan solo tres suicidios oficializados por la Fiscalía en Campeche, Carmen y Candelaria, uno por cada municipio, lo que nos lleva a pensar no en el número de defunciones sino en las vidas que se han salvado gracias al programa de Salud Mental.

 

¿Cómo se han logrado reducir estas cifras?

Gracias a la reactivación del programa de Salud Mental, aquí convergen todas las instituciones gubernamentales, no gubernamentales y asociaciones civiles que están trabajando en pro de la salud mental y del suicidio, y con base en esto comenzamos a formar redes y a trabajar en la reactivación de algunos de los módulos de salud mental en los municipios para que tuviéramos cobertura, pues es ahí donde la población no tiene atención mental a su alcance, asimismo, reactivamos la línea de salud mental a través del 911 con muy buenos resultados. En fin, todo en conjunto coadyuvó para reducir las estadísticas, tan solo el año pasado se dieron 2 mil 135 consultas y en lo que va de este se han atendido 116.

 

¿Cómo funciona la línea de la salud mental 911?

El año pasado brindamos capacitación a todo el personal del C5 para responder a estos llamados de emergencia, sobre todo se trabajó en primeros auxilios psicológicos e intervención en crisis, pues de acuerdo con el protocolo solo tienen 12 minutos los oficiales para contestar, por lo que, transferirnos las llamadas que fueran importantes y descartar las que fueran de broma o no estuvieran relacionadas con un intento de suicidio llevaría más tiempo ocupando las líneas de emergencias. De esta manera, los elementos policiacos están capacitados para enviar ambulancia y canalizar al hospital más cercano de ser necesario. Así, desde febrero del año pasado se han registrado 116 llamadas, las cuales se atienden al momento y después son canalizadas con nosotros para su seguimiento, acudimos personalmente a los domicilios para consultas externas y evaluación psicológica.

 

¿Qué otras acciones se llevarán a cabo para consolidar las estrategias preventivas?

Para este año ya estamos trabajando con empresas socialmente responsables, es decir, aquellos que, preocupados por el bienestar de su equipo, han aceptado la evaluación gratuita y seguimiento, asimismo se brindará capacitación al personal de los centros penitenciarios, se reforzarán estrategias en los centros escolares, se abrirá la segunda generación del diplomado en terapia cognitivo conductual, así como otras acciones interinstitucionales a través del Consejo de Salud Mental para la atención de los niños, adolescentes, adultos y adultos mayores de todo el Estado.

 

En este sentido, ¿qué grupo poblacional es el más vulnerable?

Las personas en edad productiva son las que se suicidan, estamos hablando de personas de entre 19 y 45 años, hombres en su mayoría, a quienes por educación social tienen una tendencia a ocultar más sus emociones, les cuesta más expresarse y en consecuencia pedir ayuda, lo que ha resultado que si bien son más mujeres quienes atentan contra su vida, son los hombres quienes son más susceptibles para culminar esta acción. Por eso la concienciación es muy importante, si bien la modernidad nos ha permitido como varones estar más a la par con las mujeres emocionalmente, todavía existe un porcentaje marcado de aquellos que prefieren no hacerlo por temor a ser señalados.

 

¿Se tiene alguna estrategia para atender a la población masculina?

Sí, estamos desarrollando estrategias para atenderla porque es un tema de cultura el no acudir a los módulos de salud mental, de psicología o de psiquiatría, pero es más marcado en los caballeros y es algo que estamos combatiendo, iniciando con acercar los servicios a los lugares más apartados y aquí también entra la estrategia para las empresas socialmente responsables, como una oportunidad de hablar y desahogarse sin sentirse presionados por el entorno. Esta estrategia de hecho surgió una vez que el secretario analizó las estadísticas de población y comenzamos a intervenir empresas con mayor número de trabajadores masculinos. Todo es poco a poco, pero estamos avanzando dando pláticas de prevención, autoevaluación y tamizaje para canalizar a la Unidad de Especialidad Médica más cercana, en caso de requerirse.

 

¿Cuáles son los principales síntomas?

Una persona con un cuadro de depresión o ansiedad no rinde en el trabajo, no es productivo aunque tenga la capacidad de hacerlo, se retrae, no convive con los demás empleados, siempre tiene problemas con todos, y esa es una alerta que nadie debe pasar por alto, al contrario, apoyar a través de nosotros para que se atiendan y eso nos lleva a un beneficio doble: a nosotros atendiendo y procurando la salud mental de una persona y, a mismo tiempo, ayudamos a la empresa a aumentar sus índices de productividad. Y me gustaría cerrar diciéndoles a todas esas personas que se sienten en vulnerabilidad, que no están solos, estamos nosotros con más de 40 psicólogos y trabajadores sociales para atenderlos, escucharlos y juntos salir adelante.

 

 

 

 

::::::COMPLEMENTOS

 

“A todas esas personas que se sienten en vulnerabilidad, no están solos, estamos nosotros con más de 40 psicólogos y trabajadores sociales para atenderlos, escucharlos y juntos salir adelante”

Disminución

En números preliminares el 2018 hubo 10 por ciento menos casos, comparados con 2017, gracias a las estrategias que se aplican desde 2015.

Inexpresivos

Personas entre 19 y 45 años son las que más intentan suicidase, hombres en su mayoría, quienes tienen una tendencia a ocultar más sus emociones.

Atención

Desde febrero del año pasado se han registrado 116 llamadas al 911 de personas con crisis que podría derivar en un intento de suicidio.

Responsables

Este año la Secretaría de Salud trabaja con empresas socialmente responsables, que han aceptado la evaluación gratuita y seguimiento para sus empleados.